12 de julio de 2024
País / MundoPrincipales

‘¡YA NO ME DAN TRABAJO!’ ADULTOS MAYORES BUSCAN OPCIONES LABORALES PARA SOBREVIVIR

Ante la falta de oportunidades laborales, adultos mayores en México recurren a diversas actividades para poder solventar sus gastos, entre ellas han optado por conducir en plataformas de transporte, embolsar en supermercados o dedicarse al comercio, lo que además de proporcionarles un ingreso económico, los hace sentir productivos y sobre todo, vivos.

“Me dieron la oportunidad de ser empacadora cuando me pensioné, porque mi pensión es muy pequeñita, 2 mil 800 mensuales. Me gusta, me gusta mi trabajo, y pues Dios socorre”, dijo la señora Gloria Zepeda de 73 años de edad, quien trabaja desde hace 8 años como empacadora voluntaria en una tienda de autoservicio.

En México, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) cinco de cada 100 mexicanos que trabajan tienen 65 años o más, lo que representa solo el 5% de la población activa.

De acuerdo con el Coneval en 2020, 63.5% de los adultos de 65 años y más que buscan, pero no tienen un empleo se encuentran en situación de pobreza. Inclusive, 44.6% de las personas mayores que tienen un empleo perciben un ingreso insuficiente para vivir. Lo que puede explicar que las personas de este grupo de edad continúen trabajando para satisfacer sus necesidades básicas como la alimentación, la vivienda o el acceso a la salud.

A finales de 2022, 35% de las personas de 65 años y más con un empleo cubrían una jornada completa (48 horas semanales), mientras que 21% de ellos se emplearon en puestos con jornadas extendidas. Sin embargo, las horas trabajadas no parecen traducirse en mayores ingresos: casi la mitad de los adultos mayores ganan hasta 6 mil 223 pesos mensuales, mientras que solo uno de cada 10 percibe ingresos superiores a los 12 mil 446 pesos al mes.

Al menos las personas que embolsan pueden ganar hasta trescientos pesos al día, pero hay ocasiones en las que solo ganan 15 pesos, y algunos tienen que invertir hasta cuatro horas diarias de su tiempo para transportarse a su trabajo y regresar a su casa, lo que les supone una jornada laboral de más de ocho horas, y en muchas ocasiones, poco remunerada; así lo dio a conocer la señora Modesta de 64 años, quien pese a las dificultades que esto le genera, disfruta su trabajo.

“Pues es cansado y lo disfrutamos porque en realidad a nosotros difícilmente nos dan trabajo en otra empresa, y pues yo en lo particular estoy muy agradecida por que me dan la oportunidad de ganarme un dinero extra y la verdad nos tratan muy bien”, señaló.

Por otro lado, las plataformas de transporte se han convertido en una excelente opción para ellos, ya que en éstas no les solicitan un rango de edad en específico, sin embargo, esto les implica cuidados específicos en su persona, ya que entre la alimentación y el descanso, tienen que estar en sus cinco sentidos para poder transitar por toda la ciudad sin problema alguno, puesto que entre más tiempo trabajen, más ingresos perciben.

“Tomé esta opción porque ya no me dan trabajo y pues era algo que sí podía hacer, y que me puede dar para vivir”, dijo la señora Gabriela Hoffman de 65 años de edad, quien fue secretaria la mayor parte de su vida, sin embargo, no le ha sido posible jubilarse, por lo que ahora se encuentra trabajando como conductora para poder lograrlo, levantándose diariamente a las cuatro de la mañana, y regresando a casa a las cinco de la tarde para comer y descansar.

Mientras que el señor Sebastián Trujillo, quien se desempeñó durante muchos años como Ingeniero civil, ha optado por la venta de tacos: “Ya tengo ocho años aquí, que es una carrera para mí, la venta de tacos. Para mí es una fuente de ingresos buena”, señaló el señor Sebastián Trujillo, quien diariamente recorre 10 kilómetros de ida y vuelta en su triciclo que pesa 150 kilogramos, para poder llegar a su destino y vender los tacos que con tanta ilusión y buen sazón prepara, pero asegura que no todos los adultos mayores tienen las posibilidades de realizar estas actividades.

“Pues no, la verdad no, hay mucha gente que sí requiere apoyo, en mi caso traslado este carro cinco kilómetros diarios, y me ayuda mucho para mi trabajo. Mucha gente no tiene el beneficio de hacerlo”.

Y al igual que el señor Sebastián, el señor Fernando Aguilar, de 80 años de edad, tuvo que abandonar su profesión en Contaduría, por lo que desde hace 17 años se dedica a la venta de películas, aunque asegura, actualmente no son buenos los ingresos, puesto que las distintas plataformas de streaming ha provocado que las ventas caigan, sin embargo, él ha mantenido los precios desde hace más de 10 años.

“La nueva tecnología que ha entrado, hemos tenido que afrontar la situación en otras formas de vender. Como por ejemplo, yo me dedicaba nada más a las puras películas actuales, pero no, ahora como tengo mucha competencia, tengo que traerles lo que ellos piden”, destacó.

Y pese a su avanzada edad, el señor Fernando se traslada diariamente en autobús durante más de una hora, cargando las bolsas con películas para llegar a su punto de venta, en donde no siempre tiene suerte, pero sin duda, es algo que le apasiona y que asegura, seguirá haciendo mientras siga vivo.

Y así como él, con una gran actitud y amor por la vida y el trabajo los entrevistados mostraron que pese a que son pocas las oportunidades que existen en México para que laboren los adultos mayores, nada los detiene para superarse y seguir siendo productivos, aunque esto les cueste demasiado, y no siempre les dé la oportunidad de pagar sus gastos.

Matehuala
Current weather
Humidity-
Wind direction-
Pressure-
Cloudiness-
-
-
Forecast
Rain chance-
-
-
Forecast
Rain chance-
-
-
Forecast
Rain chance-
-
-
Forecast
Rain chance-