VIOLENCIA EN MICHOACÁN: UN SOLO SICARIO ASESINÓ A OCHO PERSONAS Y FUE ABATIDO

Minutos de terror vivieron pobladores de Zamora y Jacona en Michoacám, luego de que un solo sicario asesinara a ocho personas de forma continúa y durante su escape, pero al final fue abatido en un enfrentamiento contra policías estatales.

La Fiscalía de Michoacán informó que también fueron heridas cuatro personas, entre ellos, un uniformado. Las agresiones comenzaron en un taller mecánico, ubicado en la calle Amapola de la colonia Miguel Hidalgo en Jacona, donde el atacante privó de la vida a sus dos primeras víctimas.

De acuerdo con las autoridades ministeriales, el ataque inició alrededor de las 16:35 horas de este martes 21 de junio, donde el sicario escapó luego de cometer sus crímenes contra dos hombres a quienes mató a balazos.

Cuando había emprendido la huida, de inmediato llegó cerca de una empresa de lácteos, en la misma colonia Miguel Hidalgo, donde robó un vehículo Nissan Tiida, color rojo, a un conductor que circulaba por la zona.

Después disparó a quien conducía la unidad y lo ejecutó. El agresor también mató por impactos de arma de fuego a otra persona que se encontraba en el sitio, mientras que en estas acciones hubo una persona herida.

Las autoridades recibieron las primeras alertas y arribaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán para localizar al sicario. Fue entonces que se inició una persecusión para lograr la detención del multihomicida que había sumado apenas la mitad de sus víctimas.

Cuando el atacante iba por la calle Virrey de Mendoza de la colonia El Duero, ya en Zamora, el agresor disparó su arma contra el trabajador de una refaccionaria y también lo privó de la vida.

Un hombre y una mujer que estaban en las inmediaciones fueron lesionados. El punto donde iniciaron los asesinatos y esta última zona apenas tiene una separación estimada de 20 minutos en automóvil, con separación de unos 7.4 kilómetros.

El asesino siguió huyendo a bordo del coche que había robado hasta que decidió descender para dirigirse a una florería, donde asesinó al empleado del local. No podía ser frenado hasta entonces.

Finalmente llegó a una forrajera, también en Zamora, donde descargó su arma contra un hombre que estaba a las afueras del establecimiento y otro que se encontraba al interior. Hasta ahí fue alcanzado por elementos de la Policía Estatal y se desató la balacera que dejó un uniformado herido.

“Tras un enfrentamiento fue abatido, asegurándole un arma de fuego con la que presuntamente cometió los homicidios”, informó la Fiscalía de Michoacán.

Al sitio llegaron a reforzar personal de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como policías municipales de Jacona y Zamora. Como si se tratara de un película de terror, la población se vio asediada.

Mientras tanto, la Fiscalía de Michoacán procesa las escenas criminales donde se registraron los asesinatos. También arribaron elementos especializados de la Coordinación General de Servicios Periciales para esclarecer los hechos.

“Agáchate, güey”, decía una mujer a otra compañera que veían desde una cámra de vigilancia el despliegue policial y escuchaban las detonaciones a las afueras. Los agentes caminaban con sigilo para llegar al agresor.

Se desconocen las causas que motivaron la tarde de terror al occidente de Michoacán y las características precisas del sicario como su edad, así como su posible pertenencia a un grupo criminal.

Jacona y Zamora están bajo asedio de células de Cárteles Unidos, concilio de facciones locales, contra fuerzas del Cártel Jalisco Nueva Generación. Apenas en abril pasado, las autoridades implementaron un blindaje operativo, pero el multihomicidio reciente mostró los alcances de la violencia que azota la entidad.