VANDALIZAN EL CAMPO MILITAR 35-C EN GUERRERO, IMPLICADO EN CASO AYOTZINAPA

Este miércoles, varios estudiantes normalistas le prendieron fuego a un vehículo y vandalizaron el exterior del Campo Militar 35-C, localizado en la ciudad de Iguala, Guerrero, esto liego de darse a conocer como la principal sede militar señalada en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en 2014.

Las protestas por parte de los estudiantes en conmemoración del octavo aniversario de la desaparición de los normalistas se trasladaron este tercer día a la ciudad en donde desaparecieron los 43 estudiantes de Ayotzinapa y fueron asesinados tres de ellos, la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

La protesta fue lidera por los padres de familia, quienes realizaron un mitin afuera de las instalaciones que albergan el 27 batallón, en donde condenaron que se hubieran infiltrado en la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Asimismo, reprocharon que, de acuerdo con el último informe del Gobierno Federal, hayan permitido que uno de sus elementos desapareciera con el grupo de normalistas sin haber hecho algo al respecto.

Mientras el mitin se realizó los estudiantes reunidos en la Federación de Estudiantes Campesinos y Socialistas de México (Fecsm) levantaron las barricadas que los militares colocan al exterior para impedir el ingreso.

De la misma manera, otro grupo llevó a cabo pintas en la fachada, y también colocaron colchones a los que les prendieron fuego y destruyeron parte de las cámaras de vigilancia colocadas afuera de los portones.

Al concluir el mitin los manifestantes, algunos con el rostro cubierto, lograron desplazar un camión de una empresa repartidora de productos refrigerados que terminaron impactando contra el portón hasta poder abrirlo.

Entre las demandas de los manifestantes estaba el cumplimiento de las órdenes de aprehensión contra mandos y personal militar que presuntamente colaboraron en la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa.

La manifestación se da el mismo día que un juez absolvió al exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, por el secuestro de los 43 normalistas.