UN PEQUEÑO ASTEROIDE IMPACTÓ LA TIERRA DOS HORAS DESPUÉS DE SER DESCUBIERTO

El astrónomo Krisztián Sárneczky descubrió el pasado 11 de marzo, un asteroide catalogado como “2022 EB5”, el cual dos horas después de ser visto por primera vez, se impactó con la Tierra, justo al norte de Islandia; sin causar ningún daño.

“La noche del 11 de marzo comenzó de la misma manera que casi todas las noches despejadas del último año y medio. Alrededor de la puesta del sol, encendí el telescopio Schmidt de 60 cm en el Observatorio Piszkéstető en Hungría”, dijo Sárneczky a medios locales.

El impacto de este asteroide, que se estima tenía media entre tres y cuatro metros, es decir, aproximadamente el tamaño de un refrigerador grande y viajaba a 15 km/s, fue captado por sensores de detonaciones nucleares en Noruega.

Y según Peter Brown, astrónomo de la Universidad de Western en Ontario, la explosión de aire resultante del impacto del asteroide tiene una liberación de energía total equivalente a unas dos mil toneladas de TNT (dinamita).

“Detección de infrasonidos del impacto de 2022 EB5 frente a la costa de Islandia en I37NO entre 2223-2227 UTC. A continuación se muestran los datos de infrasonido I18DK en Groenlandia. Llegada cerca de las 2340 UTC. A partir de estos datos, el rendimiento es de aproximadamente 2-3 kT TNT. A 15 km/s, tiene aproximadamente 3-4 m de diámetro. @WesternU #2002EB5”

Además de haber registrado el momento en que este pequeño asteroide chocó con la Tierra, algunos observadores en el lado norte de Islandia informaron haber visto un destello brillante en el cielo alrededor del momento en que se esperaba que impactara el asteroide, informó Forbes.

Tony Dunn, simulador de órbitas de planetas, cometas, asteroides y demás realizó una animación sobre la trayectoria del asteroide 2022 EB5, desde que fue visto por primera vez, hasta que se impactó en la Tierra.

Por su tamaño, los investigadores creen que es casi seguro que todo el asteroide EB5 de 2022 se quemó o cayó al Océano Ártico, sin causar ningún daño.

“Como se trataba de un cuerpo celeste de 2 a 3 metros según su brillo, y la ubicación esperada del impacto estaba en el área del Mar de Noruega, 140 km al sur de la isla deshabitada de Jan Mayen, no había necesidad de temer ningún daño en particular“, dijo el descubridor de este asteroide.

10 minutos antes del impacto, Sárneczky pudo tomar la última fotografía del cuerpo celeste antes de ser destruido, cuando se encontraba a tan solo 11 mil km de la superficie de la Tierra.

Esta es la quinta vez en la historia de la humanidad que una roca espacial es descubierta poco antes de estrellarse con el planeta azul. El astrónomo del Instituto de Ciencias Weizmann, David Polishook dijo a Forbes que en el caso del pequeño asteroide EB5 2022 que chocó con la Tierra recientemente, éste no fue visto sino hasta dos horas antes debido a su pequeño tamaño.