TRAS RUMORES DE BODA, KOURTNEY KARDASHIAN Y TRAVIS BARKER DESPEJAN DUDAS

Después de un día de conjeturas sobre si se casaron o no, Kourtney Kardashian confirmó en Instagram que su boda con Travis Barker en Las Vegas fue sólo por diversión; es así que confirmó que no está legalmente casada con Travis Barker.

«Érase una vez en una tierra muy, muy lejana (Las Vegas) a las 2 am, después de una noche épica y un poco de tequila, una reina y su apuesto rey se aventuraron a la única capilla abierta con un Elvis y se casaron (sin licencia). La práctica hace al maestro», escribió Kardashian bajo las fotos de ambos en la capilla One Love Wedding.

La pareja solicitó a un imitador de Elvis y el propietario de la capilla, Marty Frierson, declaró que consiguió uno luego que alguien reservó el concierto y pagó en línea. Frierson dijo que fungió como «testigo» cuando el pequeño grupo llegó después de los Grammy el domingo con personal de seguridad y su propio fotógrafo.

La noticia de la boda se difundió rápidamente el martes, pero no se pudo encontrar una licencia de matrimonio.

Kardashian y los representantes del baterista de Blink-182 no respondieron correos electrónicos ese día en busca de aclaraciones, y la pareja no dijo nada hasta la publicación en Instagram de Kardashian.

Frierson fue cauteloso el martes cuando se enfrentó al enjambre de periodistas. «Vinieron y se casaron y pagaron por ello», dijo sobre la ceremonia en su pequeño negocio en una antigua casa de Las Vegas, a pocas cuadras de la Oficina de Licencias de Matrimonio del Condado de Clark. Dijo que la ceremonia costó unos 600 dólares y duró cerca de 30 minutos.

«No te voy a mostrar el papeleo», dijo Frierson. «Llegaron con un sobre blanco. Ellos pagaron».

Nunca vio una licencia de matrimonio. Un portavoz del condado, Dan Kulin, dijo que Kardashian y Barker no obtuvieron una licencia en Las Vegas, pero que podrían haberse casado usando documentos obtenidos en cualquier condado de Nevada.

Ambos solicitaron a un Elvis como oficiante, dijo Frierson. Llegaron en una limusina con otras cuatro personas. Dijo que a él y los miembros del personal se les prohibió grabar o tomar fotos. El imitador de Elvis cantó tres canciones, pero Frierson dijo que no podía recordar cuáles. Le dio a Kardashian un pequeño ramo de rosas rojas que ella arrojó para las fotos después en una entrada para autos.

Los fanáticos de Kourt y Trav no deben preocuparse. Se planea un gran alboroto para las celebraciones de bodas más adelante, según TMZ.