TOLEDO EN LA LUZ MÁS ÍNTIMA; EXPONEN SUS FOTOGRAFÍAS EN EL ANTIGUO COLEGIO DE SAN ILDEFONSO

A mediados de los años 90, el pintor y escultor Francisco Toledo (1940-2019) adaptó un cuarto oscuro en su casa para experimentar de forma íntima la fotografía. En aquella época captó algunas instantáneas que se exponen por primera vez en el Antiguo Colegio de San Ildefonso como parte de la muestra Lu’Biaani: Toledo y la Fotografía, que abrirá sus puertas al público el viernes 15 de octubre.

También incluye intervenciones que Toledo hizo a distintas fotografías y carteles como parte de su exploración y experimentación en torno a la imagen, así como una lectura paralela con 350 instantáneas de fotógrafos como Manuel y Lola Álvarez Bravo, Henri Cartier Bresson, Graciela Iturbide, Juan Rulfo, Nacho López, Rafael Doniz, Rogelio Cuéllar, Josef Koudelka, Edward Weston y de Trine Ellitsgaard, entre otros.

Este proyecto lo iniciamos hace varios años, como parte de un programa de investigación en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB), que en su momento se llamó Colección en vivo, que puso en marcha Daniel Brennan, y durante seis años desarrollamos este proyecto, porque la colección del maestro Toledo no sólo es muy valiosa, sino que una de las más importantes de América Latina”, explicó Alejandro Castellanos, curador de la exposición.

La muestra se divide en ocho secciones, su título está en zapoteco (significa ojo de luz o sobre la luz) y hace un énfasis en la relación de Toledo con las distintas manifestaciones de la fotografía. “La primera sala incluye el primer libro de fotografía con el que tuvo contacto, que fue un catálogo de Manuel Álvarez Bravo, el cual vio en Oaxaca en su adolescencia, el cual lo conmovió y lo puso en relación con la fotografía para todo lo que siguió de su vida”, abundó Castellanos.

También se incluyen los libros que el propio artista editó, algunas instantáneas, además de las intervenciones que hizo sobre fotografías de otros artistas o imágenes que recuperó de revistas y catálogos; fotografías que captara Trine Ellitsgaard, su viuda, de Laureana Toledo y Graciela Iturbide, quien lo acompañó durante muchos años.

En una de las imágenes, se ve a Graciela Iturbide posando detrás de un hombre barbado, acompañada de la leyenda: “Querido Francisco, es lo más parecido que pude conseguir. Quizá sea un tío lejano tuyo. ¿Qué te parece tu familia perdida? ¿Me conformo con esto?”.

En esta sala también hay una sección inédita, con piezas que muestran su manera abierta y lúdica de trabajar con las imágenes, aseveró el curador, “provienen de revistas que él recibía; es un reflejo de esa manera como él se acercaba a la fotografía jugando e interviniendo, a partir de lo cual se mandaron a hacer copias digitales”.

También se incluye una fotografía de José F. Gómez que, hasta donde se sabe, fue el tío abuelo del artista plástico y líder de la Revolución Mexicana de Juchitán quien sería asesinado por el hijo de Benito Juárez.

La exhibición, que también celebra los 25 años del CFMAB, revisa un compendio de imágenes que alimentaron su formación artística, junto con un grupo importante que testimonian los conflictos culturales, políticos y sociales, como el de la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo y el de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y su relación con el imaginario oaxaqueño que suma los trabajos de Sebastião Salgado, Flor Garduño, Lourdes Grobet, Sotero Constantino Jiménez, Yael Martínez, Karina Juárez, Guillermo Kahlo, Eniac Martínez, Mariana Yampolsky, Antonio Turok, Marcela Taboada y Jorge Luis Plata.

En la muestra también se explica que, a partir de los años 60, la fotografía en México mantuvo un incesante movimiento y aumentó su relación con el exterior, lo cual motivó cambios en los modos de representación y las temáticas abordadas.

Y en ese sentido, coinciden los diversos recintos fundados o promovidos por Toledo, como la Casa de Cultura de Juchitán, el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) y el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO). Sin embargo, la fundación del CFMAB fue decisiva para que también en Oaxaca se renovaran los contenidos y narrativas de las imágenes, cuyo eco es visible en la colección que formó el artista.

LA MIRADA

• Lu’Biaani: Toledo y la Fotografía se divide en ocho núcleos temáticos.

• La exposición agrupa 350 instantáneas de fotógrafos como Manuel y Lola Álvarez Bravo, Henri Cartier

• Bresson, Graciela Iturbide, Juan Rulfo, Nacho López, Rafael Doniz, Rogelio Cuéllar, Josef Koudelka, Edward Weston y Trine Ellitsgaard.