¿TIENES ALGÚN ADEUDO CON EL SAT? ASÍ PUEDES SABERLO

Cuando no eres un experto o no cuentas con un especialista como un contador o un administrador que te apoye para realizar tus obligaciones fiscales, existe la incertidumbre de saber si tienes algún cargo o adeudo ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Tener adeudos con el SAT, dependiente de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, puede traducirse, por lo menos, en multas y recargos o incluso problemas legales, por eso es importante saber si estás al corriente con tus obligaciones y cuáles son las que debes.

Cabe recordar que las personas físicas y morales que quieran pagar los adeudos fiscales podrán realizarlo mediante dos modalidades: presencial o en línea. Además, el SAT permite que este trámite se realice cuando el contribuyente lo requiera y es gratuito.

¿Cómo saber si le debo al SAT?

Hay dos maneras de saber tus adeudos fiscales: ser notificado o descubrirlo por ti mismo. En esta segunda opción la mejor manera de abordar la solución es revisar el estatus fiscal en el Portal del SAT, lo cual se realiza ingresando con la contraseña personal y dando clic a la opción “Adeudos fiscales”.

Enseguida, se desplegará una lista con varias opciones, pero debes elegir ‘Consulta y paga tus adeudos fiscales si estás inscrito’. El sistema te solicitará tu RFC y contraseña, por eso es importante tenerlo a la mano.

Enseguida, ingresa al apartado Créditos Fiscales/Servicios/Formato para pago (total) y aparecerá un listado de los créditos que tienes pendientes de pago. Selecciona el botón ‘Generar formato para pago’. Guárdalo o imprímelo para que realices el pago correspondiente.

Para realizarlo presencialmente debes acudir a la institución más cercana del SAT, en donde presentarás la documentación y ahí te orientarán con el trámite. Posteriormente debes generar la línea de captura en la sala de internet con apoyo del personal del módulo o solicita la línea de captura en la ventanilla asignada.

Mas adelante, recibirás impreso el formato con línea de captura. Ingresa a tu portal bancario o acude a la ventanilla de la institución bancaria para realizar el pago correspondiente. Y listo, has concluido el trámite.