SE REGISTRÓ INCENDIO EN CERRO DE LA SILLA; VECINOS ESCUCHARON UN “FUERTE ESTRUENDO” SEGUNDOS ANTES

Un incendio en la parte alta del Cerro de la Silla, ocurrido durante las últimas horas del domingo 31 de julio, alertó a la ciudadanía y a las autoridades del municipio de Guadalupe, en el estado de Nuevo León.

Reportes de medios locales y habitantes de la zona indicaron que el siniestro inició entre las 22:40 y las 23:00 horas, luego de que se escuchara un fuerte estruendo; sin embargo, hasta el momento no hay información que permita confirmar la causa.

Minutos después de recibir el reporte, brigadas de Protección Civil del municipio, así como el cuerpo de Bomberos local, arribaron al lugar y comenzaron con las operaciones para identificar la magnitud del incendio y tratar de contenerlo.

“En estos momentos personal de Protección Civil Guadalupe en coordinación con Bomberos Guadalupe y Protección Civil del Estado, se encuentran atendiendo reporte de incendio en el Cerro de la Silla”, escribió la corporación rescatista local alrededor de la medianoche en su página de Facebook.

Según comentaron medios con presencia local como ABC Noticias, fueron alrededor de diez elementos quienes comenzaron el ascenso en primera instancia; sin embargo, la zona del siniestro es considerada, por su altura, de alto riesgo, lo que complicaría la evaluación y el control del siniestro.

Asimismo, se estableció un grupo de trabajo en las faldas del Cerro de la Silla para vigilar la presencia de cualquier material, como piedras, que pudiera rodar desde la parte en donde se originó el fuego.

Aunque las llamas son perceptibles principalmente desde los municipios de Guadalupe y Juárez, usuarios en redes sociales informaron que incluso pueden verse desde otras locaciones, como el centro de Monterrey.

Alrededor de las 2:30 de la mañana del 1 de agosto, algunos habitantes de la zona que realizaban transmisiones en vivo sobre el tema comentaron que el fuego había comenzado a extenderse hacia arriba debido a los fuertes vientos.

El hecho de que el Cerro de la Silla se prendiera en fuego despertó rápidamente la preocupación de la gente que habita los municipios aledaños, así como a la población neoleonesa en general.

Uno de los temas que mayor angustia provocó fue lo difícil que podría ser controlar las llamas debido a la crisis hídrica que el estado vive actualmente.

“¿Ahora de dónde van a sacar agua para apagar el incendio del Cerro de la Silla?”, escribió en Twitter el usuario @wixiiwa. Sobre este tema, algunas personas recordaron la posibilidad de apaciguar el fuego con tierra, una técnica que resulta efectiva debido a que priva su contacto con el aire.

Cerca de las 3:00 horas, autoridades de Protección Civil informaron que se había ordenado el descenso de los 12 elementos que subieron a evaluar la situación, pues el desprendimiento de rocas representaba una seria amenaza para el personal.

Asimismo, se reportó que por la mañana del 1 de agosto se llevará a cabo un operativo en conjunto con elementos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes reforzarán las tareas de control del siniestro en la zona, a la cual es difícil llegar a pie.

Posteriormente, la brigada Fénix se trasladó a la zona conocida como “El Diente”, localizada en las faldas del Cerro de La Silla y, en conjunto con Protección Civil de Juárez y Bomberos de Guadalupe, monitorearon el avance del incendio.

Hasta el momento las autoridades de Nuevo León descartaron riesgos de propagación (cabe recordar que la población más cercana es la colonia Almaguer, ubicada a dos kilómetros de distancia). A pesar de que reiteraron que se desconocen las causas del incendio, indicaron que este siniestro pudo haber sido provocado.

Por su parte, el director de Protección Civil de Nuevo León, Erik Cavazos, indicó que son 30 los brigadistas que participan en el combate al fuego -el cual ya está controlado- e indicó que 1.7 hectáreas de matorrales bajos había sido el área afectada.