RUSIA CONFIRMA «ELIMINACIÓN DE 180 MERCENARIOS EXTRANJEROS» EN SU ATAQUE A BASE DE YAROVIV

El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado su ataque a la base militar de Yaroviv, en el oeste de Ucrania, donde habrían sido «eliminados», según el portavoz militar, general Igor Konashenkov, «180 mercenarios extranjeros y un gran envío de armas del exterior». Kiev niega que haya siquiera extranjeros entre las víctimas.

«En la mañana del 13 de marzo, armas de largo alcance de alta precisión atacaron los centros de entrenamiento de las Fuerzas Armadas de Ucrania en localidad de Starichi y en el campo de entrenamiento militar de Yaroviv», ha hecho saber en rueda de prensa recogida por la agencia TASS.

En respuesta, un portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano, Markiyan Lubkivski, ha asegurado a la CNN que esta información es «pura propaganda rusa». «No es cierto. Es pura propaganda rusa», ha aseverado, al tiempo que ha indicado que no hay extranjeros confirmados entre las víctimas mortales.

La base está situada en la región de Leópolis, en el oeste del país, y a solo 20 kilómetros de distancia de la frontera con Polonia. La ciudad de Leópolis — donde algunos países occidentales trasladaron sus embajadas en los días previos a la invasión rusa del 24 de febrero — no ha resultado alcanzada, aunque sí han sonado alarmas aéreas entre mensajes a la población para que busque refugio.

En la base participaron en su momento instructores militares extranjeros, según confirmaron las autoridades ucranianas. El Pentágono ha indicado este domingo que ningún ciudadano estadounidense ha resultado herido en este bombardeo.

En cualquier caso, el ataque de hoy es el primero que tiene lugar en la región desde el comienzo de la guerra, que hasta ahora se ha limitado principalmente al este del país salvo excepciones puntuales.

El portavoz ruso, por su parte, ha descrito la también conocida como base del llamado Centro Internacional para Operaciones de Paz y Seguridad, como un lugar «de coordinación de mercenarios extranjeros antes de ser enviados a las áreas de hostilidades contra el personal militar ruso, así como una base de almacenamiento de armas y equipos militares provenientes de países extranjeros».

Como resultado del ataque «hasta 180 mercenarios extranjeros y un gran lote de armas extranjeras fueron neutralizadas», según Konashenkov.

Por su parte, el servicio de prensa de la Administración Militar Regional de Leópolis ha declarado al menos 35 muertos, entre ellos civiles, como resultado del bombardeo, a los que hay que sumar otros 134 heridos de diversa consideración, todos hospitalizados.

El jefe de la Administración Militar Regional de Leópolis, Maksim Kozitski, constató de que Rusia lanzó contra el centro al menos una treintena de misiles, de los cuales ocho impactaron en las instalaciones, en rueda de prensa recogida por el medio local ‘Lviv Portal’.

Kozitski identificó los proyectiles como misiles de medio-largo alcance disparados desde la base rusa de Sáratov, a mil 500 kilómetros de distancia, según el sistema de defensa aérea de Ucrania, que consiguió repeler algunos de ellos.