ROSARIO ROBLES: ESTE JUEVES UN JUEZ DECIDIRÁ SI CONTINÚA SU PROCESO EN PRISIÓN DOMICILIARIA

Rosario Robles aún podría quedar libre antes de que termine 2021. Luego de más de dos años encerrada en el penal de Acatitla, un juez ordenó dejar sin efecto la prisión preventiva que la tiene en prisión. Además se informó que la audiencia en la que se decidirá si recupera continúa encarcelada o cumplirá su proceso en prisión domiciliaria se llevará a cabo este jueves.

Dicha audiencia de revisión de medida cautelar en la causa 314/2019 de Robles se llevará a cabo este 30 de diciembre a las 3 de la tarde. Será presencial y tendrá lugar en el Centro de Justicia Federal con Sede en el Reclusorio Sur. Asimismo, se dio a conocer que la exfuncionaria será trasladada y estará acompañada de su abogado Epigmenio Mendieta.

El juez tercero de distritito de amparo en materia penal determinó que su homólogo, Ganther Alejandro Villar Ceballos, incumplió con las ordenes de “amparar y proteger” a la exfuncionaria.

De acuerdo con el juicio de amparo 678/2020-III, expediente al que tuvo acceso Infobae México, Villar Ceballos “incumplió con lo ordenado por el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito de ‘amparar y proteger’ a Rosario Robles Berlanga”.

Por lo anterior, el juez Augusto Octavio Mejía Ojeda ordenó dejar sin efecto las sentencias mediante las cuales el Juez de Control confirmó la prisión preventiva justificada e instruyó realizar la nueva audiencia de revisión de medida cautelar que tendrá lugar este jueves.

La resolución, dictada el 23 de diciembre de 2021, determina que “la ejecutoria de amparo que concedió a Rosario Robles no se encuentra debidamente cumplida”, razón por la que se ordenó una nueva audiencia que podría modificar la medida cautelar.

Fue en octubre de 2021 cuando Epigmenio Mendieta Valdés, abogado de la exfuncionaria, aseguró en entrevista para Grupo Fórmula que su clienta ganó un amparo de protección que fue ratificado por tres magistrados federales.

La resolución dictaminó que se debía revisar la medida cautelar de Robles Berlanga, con la posibilidad de enfrentar su proceso judicial fuera de prisión y en arraigo domiciliario con el uso de brazalete, con firmas periódicas, entre otros recursos. Podría dictarse de nuevo la prisión preventiva, aunque esta vez debía sustentarse con base en los alcances del amparo concedido por el Tribunal y desestimando los alegatos definidos en la sentencia.

Sin embargo, el juez Ganther Alejandro Villar Ceballos consideró que la prisión preventiva se justificaba con la posible sustracción de la justicia o riesgo de fuga.

Consideró que si la exfuncionaria quedaba a resguardo en su domicilio, se le facilitarían los medios para huir del territorio mexicano, además indicó que los problemas de salud que padece no son un obstáculo para estar en prisión, porque podría solicitar revisiones y las medidas pertinentes.

Lo anterior, a pesar de que su defensa demostró que la ex titular de Sedesol cuenta con un arraigo (domicilio vigente) y ni su familia ni ella cuentan con recursos para fugarse.

Además, consideraron que era insostenible la prisión preventiva, ya que los fiscales solicitaron esa medida bajo evidencias falsas, como licencias de conducir con diferentes direcciones y con las cuales se dudaba del domicilio de la acusada.

Ante la nueva decisión del juez tercero de distritito de amparo en materia penal, se determinó que habrá una audiencia para Rosario Robles, misma que podría modificar la medida cautelar y por fin dejar en libertad a la exfuncionaria.

En caso de incumplir con el ordenamiento, se podrían aplicar diversas sanciones tanto administrativas como económicas. Incluso se advirtió que se podrían remitirse autos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación con proyectos de separación del cargo.