REPORTAN DAÑOS EN PETROGRABADOS

El arqueólogo Roberto Palacio Sardinetas denunció a Excélsior la afectación de una serie de petrograbados en el sitio de Altepemilpan, ubicado entre las alcaldías de Milpa Alta y Xochimilco, donde existen vestigios del periodo epiclásico (650-900 d.C.) y asentamientos del posclásico (900-1521 d.C.), por lo que tramitará una denuncia ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y las alcaldías mencionadas para indagar las dimensiones de la afectación y su posterior restauración.

“Lo que hicieron estas personas (sin identificar) fue marcar los petrograbados como si los dibujaran con pintura, lo cual es un problema porque, quizá, lo hacen con buena intención de que se vean, pero así no se hace; éstos no pueden intervenirse. Al parecer es cal lo que le pusieron”, expresó en entrevista.

Hace tres años, el INAH reportó que en el sitio de Altepemilpan “se han hallado objetos del periodo posclásico, como pulidores para aplicar estuco, percutores y hachuelas, éstas últimas estuvieron vinculadas a actividades para la explotación de recursos, entre ellos madera y roca, así como la cacería de animales”.

Incluso Palacio Sardinetas, quien es egresado de la ENAH y realizó un trabajo de investigación en dicho sitio para su tesis de licenciatura, explicó que se trata de un asentamiento prehispánico que tuvo su último momento en el posclásico tardío, antes de la llegada de los españoles, el cual se compone de un asentamiento con unidades habitacionales y, aproximadamente 98 petrograbados distribuidos en cerca de 400 hectáreas.

De este conjunto, apuntó, al menos tres rocas con varios petrograbados fueron dañadas, ya que fueron remarcadas con pintura de cal y sus significados son pequeños altares que hacen una representación de los montes a pequeña escala. “Son como pequeños altares en piedra que se pueden atribuir a la cultura xochimilca que vivía en dicha zona cerril”.

De acuerdo con la indagación de Palacio Sardinetas, una de las funciones de dichos grabados en piedra correspondió al uso ritual, así como para los cultos agrícolas y el tratamiento de ciertas enfermedades.

“Es probable que en los grabados más sobresalientes se efectuaran ceremonias de petición de lluvia, para ahuyentar el granizo, justo como lo continúan haciendo los tiemperos en algunas comunidades campesinas, puesto que, en su mayoría, son grabados que aluden a la figura de la montaña, por lo que tendrían sentido los rituales meteorológicos en estos lugares”, destacó.

¿Desde cuándo se ha explorado y estudiado este sitio?, se le preguntó al experto que elaboró el estudio El sitio de Altepemilpan: evidencias de un asentamiento posclásico situado en la zona cerril de Xochimilco y Milpa Alta. “Las primeras referencias que tenemos fueron gracias a dos petrograbados que representan a dos deidades que se encuentran en el extremo norte del cerro, los cuales ya eran muy conocidos desde los años 40 del siglo XX por los cronistas de Xochimilco”.

Además, hacia los años 80 los arqueólogos del INAH realizaron algunas intervenciones para elaborar su primer registro, aunque el sitio no fue investigado. “Pero lo que desconocíamos era a qué estaban asociados los petrograbados, que fue de los últimos trabajos que pudimos llevar a cabo en el proyecto de Paisaje Cultural Milpa Alta”, apuntó.

¿Existe algún tipo de señalización o protección? “Se puede llegar fácilmente, pero no tiene ninguna señalización, está a la intemperie, en el cerro”.

¿Qué tanto arraigo tiene la comunidad local por el sitio? “Para la población era desconocido lo que tenían arriba. Incluso, ya habíamos tenido un percance con ellos porque querían construir un camino que iba a pasar por el cerro, pero si al hacerlo empezaría la urbanización.

“Tuvimos algunas reuniones con ellos a finales del año 2020. Entonces les explicamos que se trata de un asentamiento prehispánico, y que, incluso, muchas de las bardas que ven, son terrazas prehispánicas, ya que fue un pequeño pueblo rural que vivía en esa zona de los xochimilcas. Lo cierto es que hay gente de San Gregorio que se ha dedicado un poco más a hacer divulgación del tema en la zona”, concluyó.