PUTIN ASISTE A EJERCICIOS DE FUERZAS NUCLEARES ESTRATÉGICAS

El presidente ruso Vladimir Putin asistió el miércoles a ejercicios de las fuerzas nucleares estratégicas del país, con lanzamientos de misiles balísticos y de crucero, en un alarde de fuerza en momentos de gran tensión con Occidente debido al conflicto en Ucrania.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, informó a Putin que la intención de los ejercicios era simular un «ataque nuclear masivo» en represalia por un ataque nuclear a Rusia.

Previamente, Putin advirtió que estaba dispuesto a utilizar «todos los medios disponibles» para rechazar ataques al territorio ruso, en clara alusión al arsenal nuclear del país.

El miércoles se realizaron ensayos de lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales, uno de tipo Yars desde la base de Plesetsk en el norte, y otro de tipo Sineva desde un submarino nuclear ruso en el mar de Barents.

Como parte del ejercicio, bombarderos estratégicos Tu-95 lanzaron misiles de crucero a blancos de práctica.

El Kremlin dijo en un comunicado que se cumplieron todas las tareas asignadas y que los misiles lanzados como ensayo alcanzaron sus blancos.

Tales maniobras con los componentes de tierra, mar y aire de la tríada nuclear rusa se realizan anualmente para entrenamiento de las fuerzas nucleares del país y demostración de su preparación.

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden ha dicho que Moscú le informó anticipadamente sobre los ejercicios. El Pentágono y el Departamento de Estado dijeron que Rusia cumplió con las disposiciones del último acuerdo bilateral de control de armas al notificar a Washington de los ensayos.

Moscú ha advertido sobre un supuesto plan ucraniano de detonar un artefacto radiactivo conocido como «bomba sucia», afirmando que se trataría de un ataque de bandera falsa para echarle la culpa a Rusia.

Putin mismo repitió la acusación sobre la bomba sucia el miércoles. Shoigu habló de ello con sus contrapartes chino e indio. Ucrania y sus aliados han rechazado enérgicamente la acusación.

El gobierno ucraniano ha dicho que sospecha que Rusia está planeando una operación de bandera falsa.