POLLO CON… ¿JARABE PARA LA TOS? EL NUEVO RETO VIRAL QUE ENCIENDE ALARMAS EN EU

Una nueva tendencia de cocinar el pollo en NyQuil, un jarabe para la tos comercializado en Estados Unidos, se tomó como una actividad divertida para algunos usuarios, hasta que las autoridades sanitarias del país la catalogaron como de alto riesgo.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), este nuevo reto que se hizo viral en TikTok podría incluso causar la muerte de quienes lo practiquen. La principal razón es que los ingredientes de la receta son altamente tóxicos si se combinan.

Una receta tóxica

El reto consiste en cocinar pollo en una mezcla de paracetamol, dextrometorfano y doxilamina, componentes básicos del jarabe conocido comercialmente como NyQuil. Esta medicina es regularmente utilizada para los síntomas del resfriado, así como el insomnio ocasional, por lo que sus efectos en la comida no son recomendables.

La FDA emite recomendación

“Una tendencia en las redes sociales que se basa en la presión de los compañeros son los videoclips en línea de personas que abusan de los medicamentos sin receta y animan a los espectadores a que también lo hagan. Estos desafíos de video, que a menudo están dirigidos a los jóvenes, pueden dañar a las personas e incluso causarles la muerte”, denunció la FDA en un comunicado.

La FDA advirtió asimismo que el daño podría ser inminente incluso si no se consume el pollo. La sola elaboración de esta receta podría causar que niveles altos de medicamento entren en el cuerpo del cocinero y eso provocaría severos efectos en los pulmones. “Hervir un medicamento puede hacerlo mucho más concentrado y cambiar sus propiedades de otras maneras”, mencionó la dependencia.

TikTok toma medidas

Ante estas advertencias, TikTok ya bloqueó el término “pollo NyQuil” para evitar que sus usuarios lo busquen y localicen los clips peligrosos. Y si bien no se tienen registros de que alguien haya decidido comer el pollo con estos medicamentos, la FDA emitió su alerta el pasado 15 de septiembre para evitar que las personas caigan en el reto.

“El desafío suena tonto y poco apetecible y lo es, pero también podría ser muy inseguro… alguien podría tomar una cantidad peligrosamente alta del medicamento para la tos y el resfriado sin siquiera darse cuenta”, mencionó la FDA.