PIRATERÍA LE «GANÓ» LA CARRERA A CHECO PÉREZ Y RED BULL RACING EN REFORMA

Uno de los productos más caros era la chamarra, la cual tenía un precio de $400 (20 USD). Los aficionados también podían adquirir con los vendedores informales productos como playeras, máscaras, llaveros, entre otras cosas.

Ríos de gente llegaron desde muy temprano a la icónica avenida capitalina para agarrar el mejor lugar y ver la demostración de la escudería Red Bull, el público subía a donde fuera necesario y arriesgaba lo que sea con tal de poder ver a Checo Pérez encima de su monoplaza, aunque sea por un momento.

Durante todo el tiempo que salió a la pista Sergio Pérez disfrutó del cariño y del apoyo del público mexicano que quiere verlo subir al podio en el Autódromo Hermanos Rodríguez el próximo domingo, un gesto que sin duda Pérez se lleva en el corazón.

A pesar del sol inclemente que caía a plomo y del cansancio, la afición disfrutó cada una de las demostraciones que brindó Red Bull hasta que llegó el momento esperado de ver por fin a Sergio Pérez rodando.

La bandera a cuadros ya ondeó en Reforma a la espera de la arrancada el fin de semana, una carrera que dejará una derrama económica de más de 70 millones de dólares y que además puede ser una tarde histórica para el automovilismo en México.