PADRES BLOQUEAN AUTOPISTAS EN CDMX POR DESAPARECIDOS

Decenas de residentes del poblado de Río Frío bloquearon la carretera federal México-Puebla, a la altura del kilómetro 63, para protestar por la desaparición de un niño de nueve años. En la carretera México-Toluca otro grupo de familias cerró el paso en dirección a la Ciudad de México.

De acuerdo con Miriam, la madre del menor de 9 años, identificado como Edward de Jesús, el niño fue a la tienda y unas personas que viajaban en un auto Nissan Versa lo subieron por la fuerza y se lo llevaron. Los vecinos, al enterarse de lo que ocurrió, se organizaron para cerrar la circulación de la México-Puebla, para presionar a las autoridades de que los ayuden a buscarlo.

Más tarde, contó vía telefónica que le pidieron que depositara una cantidad de dinero a una cuenta bancaria a cambio de Edward de Jesús. «Hasta ahorita no tenemos ningún dato de él, seguimos en la búsqueda. Nos hablaron que lo tenían secuestrado y pidieron una cantidad de dinero, ya se les hizo el depósito y no entregaron al niño», expuso. Fueron al sitio donde se acordó la entrega, pero no llegaron los captores, por lo que aumentó la desesperación de sus seres queridos.

Lo buscaron en un pueblo cercano a Río Frío, donde supuestamente estaba el vehículo en el que lo subieron pero no lo hallaron. El cierre de las vialidades provocó severos problemas a la circulación. Los vecinos colocaron llantas sobre la carpeta asfáltica y les prendieron fuego. Hasta las 21:00 horas del jueves se mantenía el bloqueo.

«No voy a descansar hasta encontrarlo»

Cerca de las 12:00 horas del jueves, un grupo de 20 personas impidió el tránsito sobre la México-Toluca, desde las plazas Outlet, en Lerma hacia la Ciudad de México, encabezados por María Azucena Mariles Flores, mamá de Luis Javier Alonso, de 18 años, quien desapareció en abril de 2021 en San Cristóbal Huichochitlán, zona norte de Toluca.

Explicó que el joven salió junto con su compañero Manuel, quienes laboraban en la empresa Gas Imperial, pero desaparecieron afuera de las instalaciones, sin que nadie aportara datos para dar con ellos.

«Quiero que el caso de mi hijo sea tan sonado como el de la chica Debanhi, porque es mi hijo y no voy a descansar hasta encontrarlo», advirtió. Al lugar acudieron efectivos de la Guardia Nacional, policía estatal, además del subsecretario de Gobierno, Ignacio Beltrán, pero los familiares de Luis Javier no cedieron.

A las 18:00 horas liberaron la vía y los inconformes señalaron que el fiscal general asumió con seriedad el asunto, por lo que brindaron un plazo para presentar avances sobre el caso.