OLEKSII POTIOMKIN, BAILARÍN UCRANIANO DE ÓPERA, SE ENLISTA EN EL EJÉRCITO

El primer bailarín de la Ópera Nacional de Ucrania, Oleksii Potiomlin, abandonó los escenarios para enrolarse en el éjercito tras la operación militar que emprendió Rusia en Ucrania.

Hace nueve días, el 24 de febrero, Vladimir Putin, presidente de Rusia, anunció que iba a iniciar una «operación militar especial» contra Ucrania. «He tomado la decisión de llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo será defender al pueblo que durante ocho años ha sufrido persecución y genocidio por parte del régimen de Kiev. Para ello, apuntaremos a la desmilitarización y desnazificación de Ucrania», dijo el mandatario ruso.

Desde el inicio de la invasión y hasta ahora, más un millón de personas han abandonado Ucrania, informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Los que se han quedado han tenido que modificar sus rutinas, como es el caso de Oleksii Potiomkin, quien desde 2017 es el primer bailarín del ballet de la Ópera Nacional de Ucrania.

Potiomkin dejó los escenarios y tomó las armas para formar parte del ejército de Ucrania, de donde es originario.

Las actuaciones de Oleksii Potiomkin, antes de combatir la guerra contra Rusia

De acuerdo con la Ópera Nacional de Ucrania, Potiomkin «se graduó de la Academia Municipal de Danza de Kiev que lleva el nombre de Serge Lifar (2008) y de la Universidad Eslava Internacional (Departamento de Coreografía, 2011)».

De 2008 a 2017, el bailarín de ballet trabajó como solista principal en el Teatro Académico Nacional de Ópera y Ballet Solomiya Krushelnytska Lviv, donde interpretó la mayoría de las partes principales del repertorio del teatro.

Ya como integrante de la Ópera Nacional de Ucrania, Oleksii Potiomkin ha participado en producciones como Romeo y Julieta, El Cascanueces y El lago de los cisnes; así como en las las Danzas Polovtsianas, fragmento la ópera El Príncipe Ígor, de Aleksandr Borodín.

Ahora, tras la invasión rusa en Ucrania, Potiomkin se sumó al ejército y desde su cuenta de Instagram ha compartido diversas fotografías en las que se aprecian la destrucción de diferentes zonas, como Járkov, catalogada como la segunda ciudad más poblada de Ucrania.