MATAN A BALAZOS A EXPISTOLERO DE OSIEL CÁRDENAS GUILLÉN, ‘EL MATA AMIGOS’

Adán Sauceda Gamboa, hermano de los capos del narcotráfico del Cártel Del Golfo, Gregorio “El Caramuela” y de Héctor Manuel “El Karis”, fue ejecutado en las calles de la ciudad de Matamoros después de que dos motosicarios lo sorprendieron cuando hacía alto momentáneo en su camioneta.

El crimen ocurrió este miércoles, pero ante el hermetismo que se manejó fue hasta este jueves en que el rumor comenzó a esparcirse y finalmente confirmarse.

De acuerdo con información de las autoridades estatales, la ejecución ocurrió a las 14:30 horas en la avenida Leyes de Reforma entre la avenida 12 de marzo y avenida 31 de la colonia Acuario en la zona oriente del municipio de Matamoros.

El reporte señala que por lo menos cuatro impactos de bala calibre 9 milímetros recibió, uno de ellos en la cabeza y tres más en la espalda.

Sauceda Gamboa manejaba una camioneta Ford Ranger, modelo 2009, con placas de Tamaulipas, y al detener su marcha por un alto obligatorio se le emparejaron dos hombres a bordo de una motocicleta y tras ello le dispararon.

El ejecutado fue pistolero durante la época de Osiel Cárdenas Guillén, “El Mata Amigos”, líder total del Cártel Del Golfo.

Además, fue hermano de Gregorio Sauceda Gamboa, “El Caramuela, jefe regional de Reynosa y Matamoros; mientras que Héctor Manuel Sauceda Gamboa, “El Karis”, de la mano con Los Zetas, se encargó de enfrentar al cártel de Sinaloa cuando intentaron apoderarse de la ciudad de Nuevo Laredo.

Ambos hermanos fueron piezas principales para que la empresa criminal se fortaleciera económicamente con el trasiego de la cocaína y mariguana hacia los Estados Unidos.

Gregorio fue detenido por las autoridades en el 2009 y en ese mismo año Héctor Manuel lo abatieron durante un enfrentamiento con la SEDENA en la ciudad de Reynosa al ser el jefe regional tras la caída de Jaime González Durán “El Hummer”.

Ante la caída de los capos, Adán decidió retornar a Matamoros, aparentemente dejando las armas y dedicarse a la venta de automóviles usados de procedencia americana.

Aunque no está confirmado, las autoridades consideran que el ahora occiso seguía manteniendo relación con grupos afines del Cártel Del Golfo.