MARÍA ROJO CELEBRA HACER LO QUE MÁS LE GUSTA

Ayer se transmitió la primera participación de María Rojo en la telenovela Mi fortuna es amarte, donde sustituye a Carmen Salinas (quien falleció el pasado 9 de diciembre), en el papel de Doña Magos.

Con este personaje, la actriz regresa a las telenovelas, luego de siete años de ausencia, hecho que la llena de alegría, pues además de haber sido bien recibida en Televisa, le permite seguir haciendo lo que ama.

«A mí me gusta actuar, vengo de una temporada de cinco años de la obra Made in México, que también me encanta. Eso quería hacer desde niña, actuar», comentó en entrevista con El Sol de México. «Me da mucho gusto volver a las telenovelas».

Aceptar el papel no fue una decisión fácil, pues cuando recibió la llamada de Nicandro Díaz, doña Carmen todavía seguía con vida. Sin embargo, fue el carisma del personaje, lo que le hizo dar el sí, pues considera está muy bien escrito.

Asimismo, reconoció el trabajo que su predecesora ha hecho a lo largo de los años y afirmó que deja una huella imborrable en todos los proyectos donde participó. «Inolvidable será ella, no nada más en este personaje, sino en todos los que hizo».

«Carmen nada más había una, yo haré lo que pueda. A mí creo que me quiere la gente, o al menos me ha aguantado mucho tiempo, mis películas están entre las mejores de México, siento que tengo cierta aceptación del público”.

La relación profesional entre la actriz y doña Carmen comenzó en 1988, cuando actuaron juntas en la película Día de muertos de Luis Alcoriza, y posteriormente colaboraron en Danzón (1991) y la obra Cada quien su vida.

Al tener tantos recuerdos y anécdotas al lado de la intérprete de La corcholata, María se siente muy honrada de poder cerrar la historia de Doña Magos, pues la recuerda con mucho respeto y cariño.

“Me invitó a develar unas placas de Aventurera, incluso una vez cuando fueron todas las rumberas, todavía vivía Ninón Sevilla, como tres veces fui a la obra. También cuando le dimos el Ariel de Oro a Ernesto Gómez Cruz, ella lo entregó y estuve platicando con ella, y la última vez que hablamos fue por teléfono”.

Se siente realizada

La actriz de 78 años se dijo muy satisfecha con el trabajo que ha hecho en sus más de 60 años de carrera, pues al haber sido merecedora de múltiples reconocimientos (incluyendo cuatro Premios Ariel) y haber viajado por el mundo con sus películas, considera que ha llegado a un punto de su vida donde puede sentarse a disfrutar de los frutos de su trabajo.

“Todavía tengo propuestas, pero el momento de mi vida es otro. Ya no estoy empezando a hacer una carrera, ni quiero ver si me hago famosa o quiero estar vigente. Todo eso ya lo viví, hago lo que me gusta, lo que gozo”.

Con la humildad que ha predicado durante toda su trayectoria, agregó que no le molesta dejar el paso abierto para las nuevas generaciones. “Ya me abstengo de hacer más personajes, porque hay otras actrices que tienen todo el derecho a hacerlo”.

Terminando la novela, tiene un proyecto pendiente en cine, del cual prometió dar detalles cuando sea un hecho, y aseguró que le gustaría viajar al mar, pues quiere descansar de tanto encierro.