LUCHARON VECINOS CONTRA FUEGO PERO FUE INSUFICIENTE

Los vecinos de la colonia Terranova lamentaron que los bomberos tardaran más de una hora en llegar a sofocar un incendio, ocurrido el sábado pasado a las 20:45 horas, por lo que ellos mismos intentaron sofocar las llamas que finalmente le quitaron la vida a dos personas, una mujer de 18 años y su hijo de tres.

Eleazar Valenzuela, quien vive a un lado de donde se originó el siniestro, dijo que se encontraba en el interior de su vivienda junto con su esposa cuando escuchó una fuerte explosión y al salir pudo observar a su vecino desesperado intentando salvar a sus familiares.

“Estuvo fuerte porque hasta se rompieron los vidrios de la ventana, de repente comencé a escuchar gritos, salí y miré al vecino tratando de sacar a sus familiares y yo lo que hice fue agarrar la manguera para meter agua por la ventana”, explicó.

Destacó que todos los vecinos de la colonia se unieron para tratar de sofocar el fuego, que duró aproximadamente una hora, hasta que los elementos del Departamento de Bomberos llegaron para apagar las llamas, pero ya era demasiado tarde.

“Mire a los familiares, aquí andaban afligidos, faltan palabras… me pongo en el lugar de ellos y es para volverse loco, y es que la verdad no pudimos hacer nada porque estaban las llamas muy fuertes”, expresó Eleazar.

Rito Francisco, otro de los vecinos de la colonia, dijo que la mujer fallecida –identificada como Arleth Contreras, de 18 años de edad– tenía poco tiempo de vivir en la vivienda junto a sus dos hijos, aunque su padre tenía más de cinco años y en ocasiones platicaban con él.

“Los bomberos llegaron tarde, como a la hora casi, ya demasiado tarde. Nosotros tiramos sábanas al tanque de atrás para que no explotara, entre toda la cuadra quisimos salvar a la gente, todos pusimos nuestro granito de arena pero no se pudo hacer nada porque las llamas eran muy fuertes”, detalló.

Roberto Briones Mota, titular de Protección Civil, informó que dicho siniestro se originó por el manejo inadecuado de un calentón tipo español; el padre y abuelo de las víctimas, trató de colocar un tanque de 10 kilos en el calentador, pero surgió un flamazo que derivó en el incendio de la vivienda.

El padre de la mujer se encuentra hospitalizado debido a que recibió quemaduras de segundo grado en un 60 por ciento de la superficie corporal, lo que mantiene su estado de salud delicado, dio a conocer el funcionario.