LOS EJERCICIOS MILITARES DE CHINA EN TAIWÁN AMENAZAN CON IMPACTAR EL COMERCIO MUNDIAL

Los ejercicios militares de China con fuego real alrededor de Taiwán amenazan con interrumpir el comercio y los viajes en el este de Asia, al obligar a las embarcaciones a desviarse de una de las rutas fluviales más transitadas del mundo y al presionar aún más las ya tensas cadenas de suministro a nivel global.

Este jueves, China comenzó sus entrenamientos con la participación de la Marina, la Fuerza Aérea y otros cuerpos militares en el mar y el espacio aéreo que rodean Taiwán. Estos ejercicios ––sin precedentes en número–– son una demostración directa de fuerza en respuesta a la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a la isla autónoma. Un viaje contra el cual Beijing advirtió en repetidas ocasiones.

El Ministerio de Defensa de China publicó este martes un mapa de seis zonas alrededor de la isla, donde informó que realizaría ejercicios aéreos y marítimos, además de entrenamientos con fuego real de largo alcance que se extenderán hasta el domingo. En ese sentido, se advirtió a los barcos y aviones que deben mantenerse fuera de esas áreas durante los simulacros militares.

Por su parte, Taiwán señaló que estos ejercicios equivalen a un «bloqueo marítimo y aéreo», además de violar «las aguas territoriales de Taiwán y su zona contigua».

También amenazan con alterar los flujos comerciales en una de las rutas de navegación más concurridas del mundo.

La importancia del Estrecho de Taiwán y el pulso de China

El Estrecho de Taiwán, una arteria de 177 kilómetros de ancho que separa la isla de Taiwán y Asia continental, es una ruta comercial clave para las embarcaciones que transportan mercancías entre las principales economías del noreste de Asia, como China, Japón y Corea del Sur, y el resto del mundo.

VesselsValue, una consultora de transporte marítimo con sede en Londres, dijo que actualmente hay 256 portacontenedores y otras embarcaciones en las aguas territoriales de Taiwán. Y añadió que se estima que otros 60 lleguen entre este jueves y el domingo, justo cuando se realizarán los ejercicios militares.

«Existe la posibilidad de una interrupción sustancial en el comercio de la región», señaló Peter Williams, analista de flujo comercial de VesselsValue.

Cerrar las rutas comerciales alrededor de Taiwán, aunque sea de manera temporal, «despierta preocupaciones sobre si China podría volver a hacerlo con éxito. Y también sobre lo que esto podría significar, no solo para el comercio, los viajes y los patrones económicos a futuro, sino para los escenarios potencialmente defensivos y de seguridad», apuntó Nick Marro, analista líder de comercio global en The Economist Intelligence Unit.

Las repercusiones a futuro de los ejercicios de China cerca de Taiwán

Aún no está claro cuál será el impacto a largo plazo. Sin embargo, los transportistas ya anticipan retrasos debido a cambios de ruta, posibles pérdidas de ventas y mayores costos para los trabajadores que deben hacer más horas.

Las cadenas de suministro globales ya han sufrido los golpes de la pandemia y de la guerra en Ucrania, que interrumpieron el flujo de bienes y dispararon la inflación en muchas partes del mundo.

Cualquier conflicto en Taiwán, que domina la industria de los semiconductores, podría exacerbar la escasez mundial de chips de computadoras. Justamente, componentes vitales para prácticamente todos los dispositivos electrónicos modernos.

Taiwán tiene siete puertos principales. El puerto de Kaohsiung, ubicado en la costa suroeste, es el más grande de Taiwán y el decimoquinto más grande del mundo, según el Consejo Mundial de Transporte Marítimo.

La Oficina Marítima y Portuaria de Taiwán emitió tres avisos este miércoles, en los que solicitó a las embarcaciones que utilicen rutas alternativas para los puertos en las ciudades de Keelung, Taipei, Kaohsiung y otras más.

Cambios en las rutas de vuelos internacionales

Además, Taiwán desvió 18 rutas de vuelos internacionales luego de negociaciones con Japón y Filipinas. Aproximadamente 300 vuelos resultarían afectados debido a los cambios de ruta, informó este miércoles el ministro de Transporte de Taiwán, Wang Kwo-tsai.

«Las repercusiones no han terminado: apenas comienzan», advirtió Clifford Bennett, economista en jefe de ACY Securities, una firma de corretaje australiana.

«Será mucho peor cualquier retraso económico en la relación entre Taiwán y China como resultado de la visita de Pelosi», añadió.

China ya ha golpeado a Taiwán con algunas restricciones comerciales desde el miércoles. Entre ellas, la suspensión de algunas importaciones de frutas y pescado de Taiwán y las exportaciones de arena natural a la isla.

Todo el evento puede «continuar resonando y causar más daño durante meses, incluso años, tanto a las relaciones de Taiwán como de Estados Unidos con China continental», dijo Bennett.