LOGRAN SEPARAR CON ÉXITO A DOS BEBÉS SIAMESES EN JORDANIA; ASÍ FUE LA OPERACIÓN

Dos bebés siameses yemeníes, Ahmed y Mohamad, fueron separados con éxito tras una compleja operación en Jordania y sus perspectivas para sobrevivir resultan “excelentes”, anunció este domingo el jefe del equipo quirúrgico.

¿Cómo fue la operación?

Esta “operación poco habitual y compleja” representó la primera de este tipo en Jordania, añadió el doctor Fawzi al Hamuri, director del Hospital especializado de Amán, donde se realizó la intervención.

Tuvo lugar en julio cuando los dos siameses tenían siete meses, pero los médicos no la anunciaron hasta ahora, ya que esperaron a que los dos bebés estuvieran fuera de peligro.

“Fueron trasladados a una unidad de cuidados intensivos y estuvieron bajo respiración artificial durante un tiempo. Queríamos asegurarnos al 100% que la operación resultó un éxito”, Doctor Hamuri.

“Los bebés se encuentran en muy buen estado de salud y podrían irse del reino jordano dentro de dos o tres semanas”, añadió el jefe del equipo quirúrgico, quien presumió de que “sus perspectivas para sobrevivir resultan excelentes y ahora están fuera de peligro”.

La operación duró ocho horas y la llevó a cabo un equipo de 25 cirujanos y consejeros técnicos, según Hamuri.

Los dos siameses fueron evacuados con un avión médico, junto con sus padres, de Yemen, el país más pobre de la península arábiga y cuyos servicios de salud quedaron devastados tras siete años de guerra entre rebeldes y fuerzas progubernamentales.

Unidos por los vasos sanguíneos y los tejidos cerebrales

Los dos bebés, ambos de género masculino, nacieron a mediados de diciembre en la capital yemení Saná y a principios de año se encontraban en un estado crítico.

“Cuando llegaron a Jordania, entre los dos solo pesaban 3.7 kilos”, indicó Hamuri, quien explicó que “tuvimos que esperar que pesaran nueve kilos antes de hacer la operación”.

Los niños de dos años estaban unidos por los vasos sanguíneos y los tejidos cerebrales.

Uno de los cirujanos que participó en la operación explicó que una de las principales dificultades fue reparar los agujeros que dejó la operación.

La piel fue regenerada por la expansión de dos globos colocados dentro de su cabeza durante una primera operación preparatoria, practicada en agosto. La próxima etapa será la reconstrucción de los cráneos.

Se trata de una malformación inusual que ocurre en uno de cada 2 y medio millones de nacimientos.