LIENZO DE PASIÓN Y EMBRUJO; ESTRENO EN BELLAS ARTES

La ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell (1659-1695), es la síntesis de la lucha entre el bien y el mal que confronta el libre albedrío con los mandatos de la divinidad. Es el relato mitológico que recuerda el Libro IV de La Eneida, de Virgilio, donde el amor y la pasión son truncados por la furia de dioses y hechiceras, que protagonizarán las mezzo Cassandra Zoé Velasco (Dido) y Belem Rodríguez (la hechicera), y el barítono José Adán Pérez (Eneas).

La pieza –que contará con la dirección concertadora de Iván López Reynoso, director titular de la Orquesta del Teatro de Bellas Artes (OTBA)– se estrenará en el Palacio de Bellas Artes el próximo 8 de diciembre, e incluirá la suite The Fairy Queen (La reina de las hadas), del propio compositor inglés.

 Para la OTBA es un reto interesante, puesto que se trata de una obra que no forma parte del ADN o de la cotidianeidad de su repertorio. Platicando con los integrantes de la orquesta, ninguno había tocado antes esta partitura, lo cual es un reto importante” para los 25 músicos que participarán, expresó López Reynoso.

Y aunque se trata de una de las óperas barrocas más importantes del repertorio, explicó, “es una novedad para la Ópera de Bellas Artes (OBA), para el Palacio de Bellas Artes y será una magnífica oportunidad para revisitar este repertorio.

 Con esta obra nos encontramos ante un muy generoso lienzo en blanco, es una partitura con el claro estilo barroco que puede ser vista como un viaje emocional que, además, nosotros haremos de una manera fiel y, estilísticamente, muy correcta y adecuada, con la participación de tres músicos invitados que harán el papel importantísimo del llamado bajo continuo (clavecín, una tiorba y una guitarra barroca)”, apuntó.

Finalmente, aseguró que el trabajo musical de la ópera ha sido realizado con base en una línea estilística informada a cómo se pudo haber interpretado en su momento. “Desde luego, no podemos regresar al siglo XVII a hacer Dido y Eneas, pero lo hacemos preguntándonos cómo le hablarían Dido y Eneas al público del año 2022, honrando la estilística sonora del siglo XVII”.

Y para lograrlo, dijo, han trabajado con base en una edición crítica de Oxford University Press, “que es la versión más atinada y fidedigna del trabajo de investigación que se ha realizado para descubrir los principios y orígenes de esta partitura.

 Porque un dato importante es que no hay persona viva que sepa decir, con certeza, cómo era Dido y Eneas cuando se estrenó. Sin embargo, la teoría que más me gusta es que era un espectáculo que rompía con paradigmas, cánones y estructuras establecidas”.

Durante el anuncio, Ruby Tagle, encargada de la concepción escénica y de movimiento, aseveró que esta ópera “es una especie de ofrenda frente a la pandemia, con las pérdidas que hemos tenido. Me parece importantísimo ofrendar (esta obra) como un memorial exquisito. A partir de aquí, me interesó la dimensión cosmogónica de los personajes y he trabajado una abstracción de la historia para ubicarla en un lugar atemporal y contar lo que siempre me ha interesado: la condición humana”.

Por su parte, la mezzosoprano Cassandra Zoé expresó que para ella Dido es un personaje honesto y apegado al honor. “Lo más significativo que tiene Dido es que es un personaje honesto, que cree siempre en lo que hace y que coloca el honor por encima de ella misma, siempre cuidando a su pueblo, como una gran soberana y un personaje que es amado, poderoso, fuerte, quien se encuentra ante el amor”.

Mientras que José Adán López consideró que el título “es un reto en lo musical y en lo actoral” y comentó que ésta será la primera vez que caracterizará a un héroe de mitología.

El anuncio fue encabezado por Alonso Escalante, director de la OBA, quien puntualizó que esta ópera nunca ha sido escenificada en Bellas Artes, salvo una versión de concierto que dirigió Luis Herrera de la Fuente hace 52 años.

Dido y Eneas también tendrá funciones los días 11, 13 y 15 de diciembre en el palacio de mármol, contará con las voces de las sopranos Angélica Alejandre y Fernanda Allande, del tenor Rodrigo Petate y la mezzo Alejandra Gómez.