LEY DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA DE 2021 PODRÍA ABRIR LA PUERTA A LITIGIOS, ADVIERTE KEN SALAZAR

El embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, manifestó la preocupación de su país de que la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, impulsada en 2021 por el presidente Andrés Manuel López Obrador, “probablemente abrirá la puerta a litigios sin fin, generando incertidumbre y obstruyendo la inversión”.

La declaración del diplomático estadounidense se produce después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declarara constitucional dicha reforma en materia energética.

Por medio de un comunicado, Salazar recordó el compromiso de Estados Unidos con México “para hacer de América del Norte una potencia energética que encabece al mundo en el combate a la crisis climática y produzca abundante energía limpia con tecnología solar, geotérmica, hídrica, eólica y otras energías limpias”.

Apuntó que las tecnologías de energía limpia pueden impulsar una cadena de suministro integrada en América del Norte, “como se visualizó durante la Cumbre de Líderes de América del Norte”.

“Mis colegas y yo hemos abogado a favor de esta visión de que América del Norte se consolide como una potencia de energía limpia, y en varias reuniones con funcionarios del Gobierno de México hemos expresado nuestras preocupaciones sobre esta y otras reformas propuestas”, expuso el diplomático.

Con relación a la Reforma Eléctrica que se discutirá en la Cámara de Diputados en Semana Santa, Salazar apuntó que el Poder Legislativo se encuentra ante “medidas que tienen impactos en la competitividad de América del Norte”.

“Esperamos que el marco jurídico resultante apoye la creación de una América del Norte que sea potencia de energía limpia, que proteja las inversiones actuales y futuras de empresas estadounidenses en México conforme a las obligaciones de México bajo el Tratado México-Estados Unidos-Canadá, y que proteja la integración de las cadenas de suministro México-Estados Unidos en favor de la prosperidad de nuestra región. Esperamos que cualquier marco jurídico establezca un claro compromiso con el combate a la crisis del cambio climático, y con proveer energía limpia, barata y accesible para todos”, apuntó.