LA PRIMERA CARRETERA EN CETRAM INDIOS VERDES

En la supervisión que rea­liza el INAH de las obras de infraestructura y reordena­miento en el Centro de Trans­ferencia Modal (Cetram), Indios Verdes, en la Ciudad de México, se han reportado descubrimientos de las épo­cas prehispánica y moderna, entre los que destaca el regis­tro de un tramo de carretera que podría corresponder a la primera del país, México-La­redo, inaugurada en 1936.

Estas labores iniciaron en julio pasado y se prolongarán hasta inicios de 2023, informó ayer la dependencia.

De acuerdo con el inves­tigador Daniel Santos, la pre­sencia de vestigios obedece a que la zona presenta sitios históricos importantes, como los pueblos de Santa Isabel

Tola, San Pedro Zacatenco y Santa María Ticomán.

Durante las excavacio­nes para el cajón de cimen­tación de la nueva estación del Metrobús y Mexibús, so­bre Insurgentes Norte, se ha­lló un camino empedrado. Este elemento, del que se re­gistraron aproximadamente 45 metros de longitud, apa­reció a una profundidad de 62 centímetros y se construyó con roca basáltica recubierta con grava negra.

El especialista comenta que podría corresponder a la antigua carretera México-La­redo. Hoy, refiere, aún se pue­de apreciar una inscripción en piedra alusiva a que en sep­tiembre de 1936 se cortaron las arcadas del Acueducto de Guadalupe.

Respecto a los hallazgos de origen prehispánico, San­tos señala que en el parade­ro poniente de Indios Verdes, a dos metros de profundidad, se localizó una fosa rellena de materiales cerámicos y frag­mentos de hueso humano, un contexto que habla de la ocu­pación mexica del área, hacia 1300 d.C.