LA NASA SELECCIONA TRES EMPRESAS PARA DISEÑAR UNA PLANTA NUCLEAR EN LA LUNA

La NASA quiere construir y transportar un reactor nuclear a la Luna para impulsar una presencia humana durante al menos 10 años. Con ese fin, la agencia espacial ha elegido a tres empresas para desarrollar conceptos de diseño para un sistema de fisión nuclear que se colocará en la Luna dentro del programa Artemis.

El martes, la NASA anunció que ha otorgado los contratos a Lockheed Martin, Westinghouse y IX (una empresa conjunta entre Intuitive Machines y X-Energy). Los contratos se ofrecen en asociación con el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) y tienen un valor aproximado de 5 millones de dólares cada uno. Los fondos permitirán a estas empresas desarrollar conceptos de diseño iniciales para un sistema de energía de fisión de 40 kilovatios capaz de durar al menos 10 años en la Luna. Las empresas trabajarán en sus diseños conceptuales durante un periodo de 12 meses.

Un reactor de fisión funciona dividiendo núcleos atómicos pesados ​​en núcleos más ligeros, lo que libera energía como subproducto. El reactor de fisión debe incluir un núcleo de reactor alimentado con uranio y un sistema para convertir la energía nuclear en energía utilizable. La NASA y el DOE pidieron por primera vez propuestas para un sistema de energía de fisión lunar en noviembre de 2021.

¿Por qué energía nuclear? El beneficio de los sistemas de fisión es que son duraderos, ligeros y relativamente potentes. Este reactor nuclear lunar tendría que ensamblarse en la Tierra y encajar en un cohete para su transporte a la Luna. Por lo tanto, tiene que pesar menos de 6000 kilogramos y encajar en un cilindro de 4 metros de ancho.

Aunque es relativamente pequeño, el reactor nuclear se usaría para impulsar operaciones en la Luna, y tal vez incluso en Marte. El reactor se usaría para proporcionar energía a los rovers, experimentos científicos, y también podría usar los recursos de la Luna para producir agua y propelente de cohetes, según la NASA. “La NASA y el DOE están colaborando en este importante y desafiante desarrollo que, una vez completado, será un paso increíble hacia la exploración humana a largo plazo de la Luna y Marte”, dijo Todd Tofil, jefe de proyectos de energía superficial de fisión en el Centro de Investigación Glenn de la NASA.

La NASA espera llevar humanos de regreso a la Luna no antes de 2025, pero también quiere establecer una presencia humana sostenible en la superficie lunar y, potencialmente, utilizar la Luna para lanzarse a otros destinos como Marte. También hay planes para construir un Lunar Gateway (una estación espacial en órbita alrededor de la Luna) y una Artemis Base Camp (una estación en la superficie de la Luna).

Todavía hay mucho que aprender sobre el satélite natural de la Tierra, y una estadía prolongada en la superficie lunar sin duda ayudará a los astronautas a familiarizarse con el entorno. Pero para eso, deberán conectar sus dispositivos a algún tipo de fuente de alimentación. El sistema de fisión propuesto es un paso en esa dirección.