LA ECONOMÍA DE MÉXICO SE ESTANCARÁ EN 2023: BOFA

BofA redujo su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mexicano para 2023 al 0.0%, desde el 1.0% previo, en tanto que espera una expansión del 1.9% en 2022.

Según un reporte del BofA, el PIB de México se verá afectado por factores externos, particularmente las subidas de las tasas de interés en EU, mientras que a nivel doméstico los mayores costos de financiamiento y de la energía, y una política fiscal aún algo restrictiva, sumarán presión a la economía, que ya enfrenta incertidumbre ante las dificultades del Tratado de comercio de Norteamerica, TMEC.

La preocupación por el TMEC aumentó en julio cuando Estados Unidos y Canadá solicitaron consultas sobre lo que afirman son incumplimientos en materia de energía de la nación latinoamericana, que consideran discriminatorias y perjudiciales para sus empresas.

Por su parte, el gobierno ha expresado que espera alcanzar una solución mutuamente satisfactoria para todas las partes y defiende que desde el país no se ha cometido ninguna violación al TMEC.

La economía de México creció entre abril y junio por tercer trimestre consecutivo y aumentó un 1% a tasa trimestral, pese a la contracción de Estados Unidos, pero tanto la calificadora Fitch como Bofa ven riesgos en que la creciente probabilidad de recesión del país vecino afecte con el tiempo a la economía local.

En una nota positiva, los economistas de Bofa mantienen sin cambios las expectativas para el banco central de la nación, Banxico, con una tasa terminal del 9.5% en 2022 y sin recortes en 2023.