JILL BIDEN VISITA POR SORPRESA UCRANIA PARA REUNIRSE CON ESPOSA DEL PRESIDENTE VOLODÍMIR ZELENSKI

«Quería venir en el Día de la Madre. Pensé que era importante mostrar al pueblo ucraniano que esta guerra tiene que terminar y que ha sido brutal, y que el pueblo de EEUU está con la gente de Ucrania», dijo Biden a los periodistas. Jill Biden coincidió con la primera dama ucraniana en una escuela de Uzhhorod, una ciudad de 100.000 habitantes a pocos kilómetros de la frontera con Eslovaquia.

Biden y Zelenska se fundieron en un abrazo, tras el cual la norteamericana le entregó un ramo de flores antes de una reunión privada dentro del colegio, convertido en un refugio temporal para familias que huyen de la guerra. La población de esa localidad ucraniana se ha triplicado desde el inicio de los combates debido a los desplazados internos que huyen del conflicto.

Olena Zelenska, esposa del presidente del país, Volodímir Zelenski, no había sido vista en público por motivos de seguridad desde el inicio de la invasión rusa el pasado 24 de febrero. Las dos mujeres se dirigieron a los periodistas después del encuentro y Zelenska agradeció a Jill Biden por su «valiente» visita a Ucrania.

Jill Biden se reunió con refugidos ucranianos en Eslovaquia

«Entendemos el valor que se necesita para que la primera dama de EEUU venga aquí durante una guerra, con operaciones bélicas todos los días, con las sirenas aéreas escuchándose todos los días, incluso hoy», dijo la anfitriona del encuentro. Jill Biden visitó esa escuela para mostrar su apoyo a Ucrania, coincidiendo con un ataque ruso a un colegio en el este del país que se teme haya dejado decenas de muertos.

En un principio, Jill Biden iba a acudir solamente a un cruce fronterizo entre Eslovaquia y Ucrania, pero responsables de Ucrania y de EEUU dieron vía luz verde a cruzar la divisoria al evaluar la situación como segura. Antes de cruzar la frontera, Jill Biden se reunió con familias de refugiados en un centro de ayuda de emergencia en Kosice, en el este de Eslovaquia.

Esta es la última visita a Ucrania de altos cargos de EEUU en las últimas semanas, después de las del secretario de Estado, Antony Blinken, y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, así como la de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.