INTOXICACIÓN DE ESTUDIANTES EN VERACRUZ FUE POR PSICOSIS COLECTIVA, AFIRMA CUITLÁHUAC GARCÍA

La presunta intoxicación masiva de estudiantes de la escuela secundaria técnica 67 en Álamo, Veracruz, en realidad se trató de psicosis colectiva afirmó el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Dijo que tras hacer todos los análisis clínicos, los expertos concluyeron que no existían elementos externos como bacterias, drogas o toxinas que pudieran provocar los síntomas.

Ante ello sostuvo que el comité de especialistas determinó que fue trastorno psicogénico masivo y lo ocasionó información errónea difundida.

“Dadas las características de ocurrencia del evento, el diagnóstico de los especialistas, los datos epidemiológicos hasta el momento identificados, así como los resultados de los laboratoriales clínicos y toxicológicos, podría tratarse de un evento llamado brote de trastorno psicogénico masivo, ocasionado en parte por información inadecuada difundida”, señaló que es el diagnóstico final emitido por un médico, un neurólogo y una epidemióloga.

Esto luego de que hace unas semanas 48 estudiantes tuvieron que ser trasladados al hospital cercano debido a síntomas como dolor abdominal y de cabeza, mareos y desvanecimientos.

Ante ello se iniciaron una serie de estudios en los que primero descartaron que existiera presencia de drogas y señalaron que buscarían agentes patógenos, sin embargo no existió ninguno que haya afectado según el gobernador quien añadió que ningún adulto presentó síntomas.

En cuanto a los cuatro estudiantes que también presentaron signos de intoxicación en el CETIS 146 de Río Blanco, indicó que se apunta a que se trata de una intoxicación por un brownie de marihuana por lo que dijo se revisará la facilidad con la que consiguen la droga.

Estudiantes se intoxican presuntamente con cocaína en secundaria de Chiapas

En la escuela secundaria Juana de Asbaje, en el municipio de Bochil, más de cien jóvenes presentaron síntomas de intoxicación, como vómitos, alucinaciones, desmayos, entre otros.

Como resultado de ello, 57 fueron ingresados a una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Los padres acusaron que en esa escuela hay venta y consumo de drogas, por lo que retuvieron durante algunas horas al director del centro escolar.

Algunos relatan que el viernes, durante el turno vespertino, algunos jóvenes empezaron a gritar, desnudarse, algunos bailaban y otros mostraron alto grado de agresividad, hasta caer convulsionados.

Entre los alumnos, se dijo que les habían dado a tomar agua que contenía droga diluida.

Por ello, los padres de familia acudieron a la escuela, y, cargando a sus hijos, algunos ya desmayados, los llevaron al hospital.