INTEGRANTES DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ENAH REALIZAN PROTESTA EN EL ZÓCALO

Con música de tambor, algunas máscaras y baile, los integrantes de la Asamblea General de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) realizaron la mañana de ayer un mitin de protesta en el Zócalo capitalino, para exigir frente a Palacio Nacional cuatro demandas.

La primera y más importante es que se les asigne “el presupuesto suficiente y etiquetado para que la escuela opere dignamente, ya que desde hace varias décadas las autoridades del INAH destinan pocos recursos, lo que ha llevado a su descuido y repercute en la oferta académica, las condiciones laborales y salariales de profesores y trabajadores y, en general, en su funcionamiento”.

Un grupo compacto de manifestantes dio, hacia las 7:00 horas, el “¡Cacerolazo en la mañanera!”, acto en el que pidieron además “contratación definitiva de trabajadores eventuales”, “basificación y nuevas plazas para profesores de asignatura” y “dotar a la ENAH de un nuevo organigrama”.

En su cuenta de Twitter, la Asamblea detalló que Gabriel Mejía Pérez, enlace de la oficina de la Presidencia, recibió el documento. “Esperamos que nuestras demandas puedan llegar al titular del Ejecutivo para que se resuelvan de fondo”. De lo contrario, aclararon, marcharán, tomarán edificios y cerrarán las calles.

“El exceso de burocracia dentro del INAH ha dañado la formación de estudiantes, la investigación y la divulgación de la riqueza cultural de nuestro país”, concluyeron.