HURGAN EN AFINIDADES DE BORGES Y ARREOLA

“Un hombre delgado, entre desastrado y elegante, de rostro afilado y pedigüeño y manos ávidas”. Así describe el escritor Gonzalo Celorio al cuentista, novelista y editor mexicano Juan José Arreola (1918-2001).

El director de la Academia Mexicana de la Lengua comparte los retratos hablados que dedica tanto a Arreola como al argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) en el ciclo virtual de lecturas estatutarias del que participará hoy, a las 13:00 horas.

En la conferencia titulada Arreola (y Borges), Celorio aborda la vida, la obra y las afinidades literarias de ambos gigantes de las letras latinoamericanas del siglo XX.

De Arreola subraya la condición literaria de su oralidad y la maestría de su prosa, “tan cercana al poema, resultado de una cuidadosa selección verbal, que lo volvieron uno de los narradores más notables de Hispanoamérica, reconocido incluso por Julio Cortázar, quien le envió una carta en la que le manifiesta su devota admiración”, explica.

“La crónica que hace Celorio de Arreola nos permite ver al autor de Confabulario llegar en patines a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; analizar y leer en voz alta los textos de sus alumnos, y acompañarlo a su departamento, al que se tardaba horas en entrar”, detalla la Academia en un comunicado.

“Además, nos lleva al encuentro de Arreola y Borges en el Castillo de Chapultepec, en el que ambos autores, como si se tratara de una partida de ajedrez, hablaron de literatura, filosofía, de poesía y del tránsito del hombre por el mundo”.