HUELLAS DESDE EL EXTERIOR EN LA EXPOSICIÓN ‘MEMORIA DE MÉXICO MÁS ALLÁ DE SUS FRONTERAS’

Cerca de 80 fotografías de piezas prehispánicas y novohispanas, resguardadas en acervos internacionales, como el Códice Dresde, el Mapa Circular de Quauhquechollan, así como máscaras de mosaico, esculturas y un biombo, integran la exposición Memoria de México más allá de sus fronteras, que exhibe desde hoy el portal Memórica.

La muestra, que será colocada de forma permanente en el portal, muestra una selección de piezas resguardadas en museos y archivos de Alemania, Austria, España, Estados Unidos, El Vaticano, Francia, Gran Bretaña e Italia.

Arriba, Serpiente con dos cabezas; abajo, Máscara mosaico, en el Museo Británico de Londres.

Fue ideada por el Grupo de la Misión Exterior, la exposición es el resultado de la colaboración entre la Agencia Mexicana de Cooperación internacional para el Desarrollo (Amexcid) y la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, detalló a Excélsior Iliana Ortega, curadora e investigadora de Memoria de México.

 Y se trata de una exposición polifónica que cuenta con textos y datos curiosos, donde el visitante puede tener acceso a ellos con un clic y ver, desde una perspectiva humana y vivencial, cómo fue que llegaron a esos lugares y cómo fueron recibidos”, explicó.

Además, la exhibición se nutrió del trabajo realizado por el archivo fotográfico de Miguel Gleason, quien ha retratado obras del patrimonio mexicano en el exterior.

Incluye piezas como el Códice Dresde, resguardado en la Biblioteca Nacional de Sajonia, considerado uno de los tres códices mayas de los que se tiene certeza sobre su autenticidad, destacado por su sofisticación intelectual y el avance de la cultura maya, aunque la noticia de su traslado a Europa es incierta, pero se especula que fue uno de los envíos de Hernán Cortés a España, en el siglo XVI.

Fue escrito por seis escribas distintos y tenía su propio tema, su estilo de escritura y glifos. Los expertos destacan su página 24, por los rojos símbolos de tipo concha que representan la invención maya del concepto de cero.

Otra de las piezas destacadas es el biombo Desposorio, contenido en EU, que representa un matrimonio indígena en los años posteriores a la Conquista, en el que aparecen escenas, como un “mitote”, también conocida como la “danza de Moctezuma”.

Así como las piezas de mosaico de turquesa Máscara Tezcatlipoca, Máscara mosaico y Serpiente con dos cabezas, resguardadas en el Museo Británico de Londres, adquiridas durante el siglo XIX. Dichas piezas fueron legadas por Henry Christy hacia 1860, elaboradas con turquesa, lignito, pirita y concha, que sintetizan el poderío y las redes de intercambio del imperio mexica.