HALLAN HORNOS DE CAL EN LA ZONA ARQUEOLÓGICA DE MONTE ALBÁN, OAXACA

Investigadores del Servicio Arqueomagnético Nacional (SAN) de la UNAM y del INAH descubrieron dos hornos de cal en la zona arqueológica de Monte Albán, Oaxaca.

De acuerdo con los expertos, se trata de un elemento clave que representaría una pieza fundamental para completar el mapa histórico de dicho sitio arqueológico.

Avto Goguitcghaichvili, titular del SAN, y Nelly Robles, del Centro INAH Oaxaca, detallaron que, si bien este tipo de artefactos han sido documentados ampliamente en el área maya (Mérida y zonas aledañas), es la primera ocasión que se encuentran en la región zapoteca.

Esto reflejaría el uso y la apropiación de una tecnología esencial para erigir una ciudad, explicaron.

“El hallazgo de hornos de cal en Monte Albán es importante, ya que no se habían registrado en investigaciones previas y se vinculan con la tecnología de la construcción en Mesoamérica, definiendo los materiales empleados por los zapotecos que habitaron el sitio”, aseveró Goguitcghaichvili.

El primer horno fue datado entre los años 1076 y 1321 d.C., mientras que el segundo se ubicó entre el 713 y 883 d.C, coincidiendo con la última época de edificaciones y el abandono de Monte Albán, informaron los expertos.

POBLAMIENTO. En su momento de auge, Monte Albán tuvo 35 mil habitantes, quienes vivieron, en su mayoría, en las laderas terraceadas de la montaña y se dedicaron a la agricultura.