HALLAN ENTRE MALEZA GRANADA CALIBRE 40 CON GRAN PODER DE IMPACTO

Personal de la Sedena aseguro y destruyó una bomba improvisada capaz de destruir hasta un vehículo, dentro de un operativo de vigilancia contra el huachicoleo que realizaron en un camino vecinal de Camargo, Tamaulipas.

En un informe filtrado por personal militar se confirmó que el hallazgo ocurrió en el tramo del ejido Peña Blanca a Comales, zona de alto peligro por la presencia de grupos criminales.

El 5 de octubre por la mañana, personal realizaba un patrullaje de protección y vigilancia a oleoductos de Pemex y justo en el acceso a la Estación de Recolección de Gas de Santa Rosalía de Camargo encontraron tirados artefactos conocidos como “ponchallantas”.

Descubrieron, además, que a un costado entre la maleza el cuerpo de una granada calibre 40 sin detonar y un tubo de PVC de 80 centímetros de largo por 4 pulgadas de diámetro, el cual, traía una mecha de un metro y cincuenta centímetros de largo.

La bomba improvisada contaba con gran poder de impacto que bien podría destruir un vehículo. Personal especializado procedió a detonarlas.

El sitio donde hicieron el aseguramiento y destrucción ha sido escenario de enfrentamientos entre bandas criminales que ha dejado decesos y vehículos conocidos como “monstruos” completamente calcinados.