GREG ABBOTT ADVIERTE QUE REIMPLEMENTARÁ INSPECCIONES SI MÉXICO NO DETIENE LA MIGRACIÓN IRREGULAR

El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que si México no detiene a los migrantes antes de que lleguen al Río Bravo, reinstalará las inspecciones a todos los vehículos de carga que cruzan la frontera.

“Esperamos y exigimos que, del lado mexicano, finalmente den un paso hacia adelante y detengan los cruces (de migrantes) a través de las aguas bajas (en el Río Bravo) y de otros formas que permiten que estos migrantes ilegales crucen la frontera”, anunció el mandatario texano en entrevista con Fox News.

Greg Abbott aseguró que a su administración no le importarían “las consecuencias económicas que represente para México” reimplementar la inspección unilateral de transportes en los puentes fronterizos.

“Estos gobernadores de entidades que están conectadas con el estado de Texas están tocando nuestra puerta rogando por alivio. A medida que han venido rogando por alivio, les hemos exigido que implementen medidas de seguridad que reduzcan la migración ilegal que cruza nuestra frontera”, expuso.

Se espera que este viernes el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se reúna con su homólogo texano para afinar el último de los acuerdos firmados entre los estados fronterizos para agilizar la movilidad del transporte de carga en la frontera.

El republicano, que busca la reelección este año, impuso desde la semana pasada nuevas revisiones estatales al transporte de carga en aras de detener indocumentados, pero en el camino ha obstruido el 60 % del tráfico comercial binacional, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU.

Abbott ha enfrentado críticas por los impactos económicos derivados de las demoras en los cruces fronterizos, que se estiman en 8 millones de dólares diarios y afectan principalmente a las industrias de ensamblaje, automotriz, de tecnología y perecederos, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México.