GOLDEN STATE, A UN TRIUNFO DEL TÍTULO DE LA NBA

Andrew Wiggins entregó el partido más importante hasta el momento en su carrera de ocho años con 26 puntos y 13 rebotes, Klay Thompson anotó 21 unidades y los Golden State Warriors vencieron anoche 104-94 a los Boston Celtics para tomar una ventaja de 3-2 en las finales de la NBA.

Stephen Curry contribuyó con 16 puntos y ocho asistencias, pero la racha récord de la NBA del líder de todos los tiempos en tiros de tres puntos de 132 juegos consecutivos de postemporada con al menos un triple terminó, junto con su mejor racha de la NBA de 233 juegos consecutivos con un acierto desde el perímetro entre temporada regular y playoffs combinados.

Exhibiendo una confianza determinada y agallas toda la noche, Wiggins condujo a través del carril para un enfático golpe con una mano con 2:10 minutos restantes para coronar su brillante actuación en ambos extremos.

La serie al mejor de siete se reanuda en Boston el jueves por la noche y si los Celtics pueden ganar en casa, regresarán a la bahía para un Juego 7 en el que el ganador se lo lleva todo el domingo. Los cinco juegos hasta ahora se han decidido por una diferencia de 10 o más puntos.

Marcus Smart recibió un silbatazo por una falta técnica y luego una falta ofensiva en un lapso de un segundo al comienzo del último cuarto. Superó un comienzo lento para anotar 20 puntos, mientras que Jayson Tatum tuvo 27 puntos y 10 rebotes por los Celtics.

Jordan Poole encestó un triple de 10 metros desde el ala izquierda para vencer la chicharra del tercer cuarto cuando los Warriors tomaron una ventaja de 75-74 antes de los últimos 12 minutos, donde el momento anímico cambió a favor de los locales, que nunca más dejaron ir la ventaja.