GOBIERNO ATIENDE TRASLADO DE CUERPOS DE PAISANOS FALLECIDOS POR COVID

• Ante el aumento de decesos, el Gobernador Ricardo Gallardo Cardona instruye a continuar apoyando a las familias de los deudos para el traslado de restos mortales desde Estados Unidos a San Luis Potosí.

De acuerdo al reporte más reciente emitido por la Coordinación Nacional de Oficinas Estatales de Atención a Migrantes (CONOFAM), 18 potosinos radicados en los Estados Unidos perdieron la batalla contra el COVID-19, cifra que prácticamente se duplicó en el último mes y es debido a la nueva ola de contagios que se registra no solo en esa nación, sino en varias partes del mundo.

Lo anterior fue dado a conocer por el director del Instituto de Migración y Enlace Internacional del Gobierno del Estado (IMEI), Luis Enrique Hernández Segura, quien explicó que hasta los primeros 15 días del pasado mes de junio del presente año, el reporte de fallecimientos de paisanos potosinos a causa de la pandemia por COVID-19, fue de 136 y en menos de un mes, se sumaron 18 casos más, para un total de 154 desde el inicio de la pandemia, en 2020.

El funcionario añadió que, ante esta situación, la instrucción del Gobernador del Estado, Ricardo Gallardo Cardona es continuar brindando acompañamiento y apoyo a las familias de los deudos, sobre todo para el traslado de restos mortales a esta entidad, cuando así se solicite, ya que este procedimiento es a petición de parte.

Hernández Segura, mencionó que los datos de potosinos fallecidos en la Unión Americana, se han obtenido a través de los reportes que realizan las embajadas y consulados, donde las familias han solicitado apoyo y a través de la CONOFAM se establecen mecanismos de colaboración con los gobiernos estatales de donde hayan sido originarios los connacionales.

El titular del IMEI, mencionó que las entidades del país que más han perdido a sus paisanos por la pandemia, han sido Puebla, con 894, Jalisco 724, Guerrero con 612 y Guanajuato 603, en total, 8 mil 128 connacionales han muerto en los Estados Unidos debido al COVID-19, desde enero de 2020 cuando inició el contagio.