GIRAN ÓRDENES DE APREHENSIÓN CONTRA EL «CHAPO» Y GARCÍA LUNA POR OPERATIVO RÁPIDO Y FURIOSO

La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo órdenes de aprehensión contra siete personas, entre ellas Joaquín el “Chapo” Guzmán Loera, Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino, por su presunta participación en el caso denominado “Rápido y furioso”.

En un comunicado, la dependencia señaló que las órdenes de aprehensión son por el delito de tráfico de más de dos mil armas de fuego de los Estados Unidos a México, con el supuesto objeto de identificar a sus usuarios, lo cual “es absolutamente ilegal e inadmisible”.

“De conformidad con las investigaciones desarrolladas por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, se obtuvo la información necesaria para establecer dicho tráfico ilegal de armas de fuego”, informó la Fiscalía.

De acuerdo con la FGR, dichas armas se han utilizado en diversos delitos en el país, desde 2009 hasta fechas recientes, mismos que “ya han sido investigados y procesados”.

También indicó que las autoridades de México fueron notificadas de que en Estados Unidos se han encargado de investigar y deslindar responsabilidades de los servidores públicos de aquel país.

Según la investigación de la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO) se estableció la presunta responsabilidad de Guzmán Loera, “quien, durante un largo lapso, fue líder de la organización destinataria de las armas”.

Tanto Joaquín Guzmán, como Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino se encuentran recluidos en prisiones de alta seguridad, tanto en Estados Unidos como en México.

El pasado 5 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló acerca del operativo Rápido y Furioso, y el marco bajo el cual actualmente cooperan en investigaciones sobre tráfico de armas con el gobierno de Estados Unidos.

“Tienen que avisar sobre sus actividades. Esto cambió hace dos años, que no se respetaba la reglamentación que había y se hizo una reforma, un decreto nuevo, yo recuerdo que bastante claro, y no lo están violando, es decir, no tenemos información de que estén haciendo actividades sin informar al Gobierno de México”, señaló el mandatario.

Afirmó que “tenemos muy buena relación con Estados Unidos, en especial con el embajador, y la relación es a partir de la responsabilidad y del respeto mutuo. Entonces no son son las mismas condiciones de antes, ellos no podrían hacer algo a espaldas de nosotros, no podrían llevar a cabo operativos como el Rápido y Furioso”.