FRANCIA INVESTIGA LA APARICIÓN DE LA VARIANTE IHU, CON 30 MUTACIONES

Investigadores de Francia han identificado desde hace una semana la aparición de la variante IHU del coronavirus, cuyos primeros casos se habían detectado en la República del Congo en septiembre.

El Instituto Hospitalario Universitario de Marsella comunicó el pasado 9 de diciembre que había bautizado la nueva variante con sus propias siglas, IHU. No obstante, IHU MI es el acrónimo del más largo “L’institut hospitalo-universitaire en maladies infectieuses de Marseille”.

“Se ha detectado una nueva variante de COVID-19 en IHU Méditerranée Infection de pacientes de Forcalquier. Se denominó variante IHU y se depositó en GISAID con el nombre B.1.640.2.”

Hasta el momento se conoce muy poco de la variante IHU, llamada B.1.640.2, debido a los pocos casos registrados. De acuerdo con el centro especializado en enfermedades infecciosas, creado y dirigido por el médico Didier Raoult, los primero casos localizado se dieron en la localidad de Forcalquier, en el departamento de Alpes de Alta Provenza.

Además, se tiene constancia de una docena en la región de Marsella que se asocian con viajes a Camerún. La variante IHU contiene 46 mutaciones, todavía más que Ómicron, y es una de las dos variantes de la B.1.640 que se había localizado a finales de septiembre en la República del Congo, citó El Mundo .

Un estudio preliminar publicado en MedRxiv revela que la variante IHU presenta 46 mutaciones y 37 deleciones, resultando en 30 sustituciones de aminoácidos y 12 deleciones.

Además, detalla que una de las mutaciones de la variante IHU se asocia con un posible aumento de la transmisión del virus. El epidemiólogo de la Federación Americana de Científicos, Eric Feigl-Ding, señaló que todas las semanas aparecen nuevas variantes, sin embargo, no todas son peligrosas ya que el riesgo de una nueva cepa está relacionado con “su capacidad de multiplicarse por el número de mutaciones que tiene en relación con el virus original”.