FLORINDA MEZA COMPARTE LA FOTO EN BIKINI QUE LE TOMÓ «CHESPIRITO»

Durante cinco años, uno de ellos recibiendo diariamente una flor por parte de él, Florinda Meza se negó a tener una relación con Roberto Gómez Bolaños «Chespirito» porque este se encontraba casado y era perseguido por el público femenino.

Eran mediados de los setentas y, además, ella que formaba parte del cuadro de actores de «El Chavo del 8» y «El Chapulín Colorado», era novia del director Enrique Segoviano, responsable detrás de cámaras de ambas producciones.

«Me resistí mucho tiempo porque siendo compañeros eso te crea problemas y además tener un romance con tu jefe, pues hay que ser muy tonto», recordó Meza en una entrevista para Chilevisión.

En 1977, cuando tanto la emisión del niño del barril y «El Chapulín Colorado» se encontraban en lo más alto, la muralla se cayó y un día, Gómez Bolaños se apersonó en la casa de ella, con lo único que llevaba puesto, para vivir juntos tras menos de un año de tener relaciones.

«Fuimos muy criticados por la prensa», narró al programa mexicano «No lo cuentes», «yo era la Matahari, la robamaridos y decían que era trepadora, él era 20 años mayor que yo, que solo pensaba en el aspecto económico y pues bueno, total, (ambos) dijimos, hagamos oídos sordos».

Y así comenzaron una relación que duró 45 años, hasta la muerte de él: «viví más tiempo con él, que sin él», dijo recientemente en una alfombra roja, a la que fue invitada.

Ya juntos, Gómez Bolaños le compuso canciones, poemas y realizó cientos de dibujos que atesora feliz en su memoria.

Ayer viernes, la actriz subió a su cuenta oficial de Instagram una foto de ella en bikini, tomada precisamente por quien fuera su pareja, acompañándola de un mensaje que en pocas horas ha superado los 12 mil «Me Gusta».

«A mi Rober le encantaba tomarme fotos todo el tiempo, aún sin que yo me diera cuenta. Me tomó varias mientras dormía. Cuando yo me daba cuenta, él me decía ‘es que hasta dormida eres bonita'», escribió.

Actualmente, la intérprete de «La Chimoltrufia» y «Doña Florinda» tiene la idea de escribir su biografía, lejos de la serie que se prepara sobre su pareja y de la cual, afirma, no se le ha informado nada.

«Me entero cada vez que me preguntan (la prensa). Yo voy a hacer mi propia biografía y, en ella, tendría que estar mi Roberto y en la de él tendría que estar yo porque de sus 85 años, 40 vivió sin mí y 45 conmigo, o sea, no hay manera de separar al uno del otro», explicó en marzo pasado.

Nunca tuvieron hijos porque el actor, con vasectomía, no quería disputas futuras entre sus herederos y ella lo aceptó, aunque si tenía la idea de ser madre.