FISCALÍA DE DURANGO VA POR 2 EX FUNCIONARIOS POR RED DE CORRUPCIÓN Y DESVÍOS

Este fin de semana la Fiscalía General de Justicia del Estado de Durango, giró dos órdenes de aprehensión contra dos ex funcionarios de primer nivel y una orden de presentación contra otra persona por el desvío de mil 447 millones 630 mil pesos en efectivo durante del 2018 a 2022.

La fiscal Sonia Yadira de la Garza sostuvo que esa cantidad era retirada de cuentas bancarias del gobierno del estado, además que un día antes de terminar la pasada administración se lograron apoderar de 4.5 millones de pesos, por lo que les fueron asegurados inmuebles y vehículos de alta gama, para garantizar la reparación del daño.

Destacó que existen en este momento, tres carpetas de investigación donde implican a los dos ex funcionarios de primer nivel y a otra colaboradora que recibía órdenes de llevarles el dinero en efectivo a sus casas.

En la primera de ellas, recordó que el pasado 16 de septiembre 2022, Luisa Janet “N”, persona que laboraba como Asistente Técnica del Subsecretario de Egresos, fue detenida en flagrancia ese día, luego que se recibiera una llamada telefónica anónima que la delataba por sustraer dinero del edificio de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Finanza y Administración del Gobierno del Estado de Durango, por lo que al acudir policías adscritos a la Fiscalía General del Estado, la encontraron en flagrancia con un millón y medio de pesos que transportaba en una camioneta Mazda color blanco.

Actualmente la implicada se encuentra en prisión preventiva y se liberó una orden de aprehensión contra los copartícipes del hecho, que son los dos ex funcionarios de primer nivel y que al momento de los hechos ya no ostentaban los cargos y quienes autorizaron sin tener ya facultades, la disposición del recurso en efectivo, para que la imputada el día 16 se los entregara a uno de ellos en su domicilio, acto totalmente ilegal.

El recurso asegurado fue entregado a la Secretaria de Finanzas y de Administración para ser ingresados a las arcas del estado de Durango. Cabe señalar que en el presente caso se aseguró, en una diligencia por separado, la cantidad de 100 mil pesos en efectivo.

Por tratarse de un hecho donde fue recuperado el dinero producto del robo, no procede la reparación del daño.

En la segunda carpeta de investigación, de las constancias y documentos asegurados, se desprendió otro delito donde también participaron los mismos ex servidores públicos, quienes ordenaron al banco, el 14 de septiembre de este año, el envío 4 millones 500 mil pesos en efectivo a la oficina de la Subsecretaria de Egresos, los cuales fueron recibidos en efectivo el 15 de septiembre del 2022, por otro servidor público.

“Por órdenes de un funcionario que los autorizó y que a esa fecha ya no era servidor público, fueron entregados en su domicilio particular por la persona que los recibió, siendo clara la coparticipación de las tres personas en el robo del recurso propiedad del Gobierno del Estado, ya que no tenían derecho a disponer de él y mucho menos para fines personales”

Para garantizar la reparación del daño a favor del estado fueron asegurados seis inmuebles en los fraccionamientos; Rinconada, Bugambilias, Gardenias, SAHOP, Lomas del Parque y dos terrenos en el fraccionamiento Real de Privanzas.

También se aseguraron 7 vehículos de alta gama: un Mercedes Benz, un Volkswagen Passat, un Kia SportTage, un Nissan Pick Up NP300, un Ford tipo Sport Edge, un Volkwagen submarca Teramont SPTS, y un Ford Mondeo.

Cabe señalar que también se solicitaron órdenes de aprehensión en contra de 2 ex servidores públicos de primer nivel y una orden de presentación.

En la tercera carpeta de investigación, se corroboró que, en relación al primer hecho, se obtuvieron documentos de solicitudes al banco de cuentas del gobierno del estado para la entrega de dinero en efectivo que iban desde los 500 mil pesos hasta los 40 millones de pesos, lo que dio una suma del 2018 a 2022, de un total de mil 447 mil 630 millones de pesos desviados por los ex servidores públicos.

Con lo anterior se constató que los entonces funcionarios abusaron de sus facultades por lo que la tercera carpeta de investigación se remitió a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción para que continúe con su integración.