EXPLOSIÓN EN HOTEL DE LA HABANA, CUBA, DEJA 8 MUERTOS

Al menos 8 personas murieron y decenas resultaron resultaron heridas este viernes tras una fuerte explosión que provocó grandes daños al hotel Saratoga, uno de los más caros y exclusivos de la capital de Cuba, según confirmaron las autoridades.

De acuerdo con la Presidencia de la isla «investigaciones preliminares indican que la explosión la provocó un escape de gas».

El primer secretario del Partido en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, indico al diario estatal Granma que se ha podido confirmar la muerte de 8 personas y una treintena de heridos.

Otras 12 personas se encuentran desaparecidas, aunque según el periódico estatal «todavía es posible que haya personas atrapadas».

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, está en el lugar de la explosión, acompañado del primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y el presidente de la Asamblea, Esteban Lazo.

En unas primeras declaraciones, Díaz-Canel dijo que la explosión no fue causada por una bomba y añadió que una fuga de gas parece ser la causa más probable.

Sulma Rodríguez, una residente de Centro Habana, cercana al lugar de los hechos, le contó a BBC Mundo que poco antes de las 11:00 AM (hora local) se sintió un «estruendo muy fuerte» y luego vio una «bola de humo» hacia la zona del Capitolio.

«Están pidiendo que la gente vaya a donar sangre y están llevando los heridos a varios hospitales porque son muchos», comentó Rodríguez.

El sitio oficialista Cubadebate informó que los equipos de emergencia se dirigieron al lugar y cerraron varios accesos en calles aledañas «pues hay peligro de que colapse la estructura».

«Hay mucha gente que está reunida allí, pero la policía está cerrando el lugar, se oyen muchas ambulancias y carros de policía pasar», contó Rodríguez.

Hotel de 5 estrellas

Construido originalmente en 1880 para almacenes, viviendas y casa de huéspedes, el Saratoga, de estilo neoclásico, pasó a ser hotel en 1933 y luego, como muchos edificios de La Habana, quedó abandonado y en ruinas.

Estuvo así por años antes de ser restaurado por una empresa británica tras la caída de la Unión Soviética. Se volvió a utilizar como hotel de cinco estrellas en 2005 y en años recientes estuvo cerrado por la pandemia de covid-19.

Según su página de Facebook, el hotel iba a reabrir sus puertas el próximo 10 de mayo.