EXPLOSIÓN DE MINA EN LA CAPITAL DE UCRANIA DEJA TRES MUERTOS Y TRES HERIDOS

La explosión de una mina antipersonal en una carretera de la región de Chernígov, en el norte de la capital ucraniana de Kiev, resultó en las muertes de 3 adultos y 3 niños heridos, declaró Liudmyla Denisova, encargada de los Derechos Humanos en el Parlamento ucraniano.

Los civiles estaban en un coche. Los adultos murieron en el acto, mientras los niños fueron hospitalizados, señaló Denisova, quién recordó que la aplicación de minas antipersonales está prohibido por el derecho internacional.

«El uso de este tipo de armas contra la población civil es un crimen contra la humanidad», dijo Denisova.

Es la primera vez desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero, que un responsable ucraniano habla oficialmente de víctimas mortales por este tipo de minas.

Los testigos contaron que las minas estaban «disimuladas en la calzada bajo paja y escombros», subrayó Denisova.

Chernígov, a 150 kilómetros de Kiev y cercana a Bielorrusia (país aliado de Rusia), fue duramente castigada estos últimos días por la aviación rusa, según las autoridades locales.

El pasado 28 de febrero Amnistía Internacional denunció el empleo de bombas de racimo por parte del ejército Ruso. Pidieron que se iniciará una investigación «por crímenes de guerra».

Las bombas de racimo contienen varias decenas de pequeños explosivos que se dispersan en un amplio perímetro. Algunas de ellas no explotan en el momento del lanzamiento, lo que provoca que sean mortales mucho tiempo después de haber sido lanzadas.