EXHIBEN TESOROS MILENARIOS DE CHINA EN EL MUSEO FRANZ MAYER

Objetos que pertenecieron a la dinastía Qing, como vasos ceremoniales, abanicos artesanales, porcelanas y un biombo del siglo XVIII forman parte de la exposición Tesoros de China. Porcelanas y arte decorativas con 189 piezas de distintas colecciones en el Museo Franz Mayer, hasta el 26 de junio.

La muestra parte de la importancia cultural de China desde el siglo VII como un momento importante para el desarrollo de la porcelana, comentó ayer el curador Abraham Villavicencio.

Durante la dinastía Ming, dijo, de 1368 a 1644, los chinos lograron un refinamiento en el dominio del caolín, una de las arcillas esenciales para la preparación de porcelana. Y agregó: “El caolín se extrae de una montaña de la que únicamente en China se tenía noticia. Con el tiempo, en el siglo XVIII, en Europa se descubrió otra montaña de caolín “, apuntó el curador.

Aunque los primeros contactos de China con Europa datan de la era helenística, hacia el año 200 a.C., no fue sino hasta el siglo XIII, a partir de los románticos relatos de las aventuras de Marco Polo en la antigua Catay, que los europeos otorgaron un especial valor a los tesoros de Oriente, los cuales para el siglo XVI tenían ya presencia en Europa y en América.

La muestra se divide en cinco núcleos temáticos. Inicia con un espacio introductorio que describe los antecedentes artísticos que precedieron a la dinastía Ming; le siguen: La dinastía Ming y su legado artístico, Las revoluciones culturales de la dinastía Qing, El arte para exportación y Los universos de la chinoiserie.