EL NFT DEL PRIMER TWEET DE LA HISTORIA FRACASA ESTREPITOSAMENTE EN SU NUEVA SUBASTA

Sina Estavi, propietario del NFT del primer tweet de la historia, intentó vender su token no fungible al mejor postor. Sin embargo, la subasta fracasó de manera estrepitosa durante la presente semana —terminó el 13 de abril—. Según recoge CoinDesk, el objetivo era vender dicho NFT por al menos $48 millones de dólares. No obstante, la oferta máxima apenas alcanzó los $280 dólares. Sí, leíste bien.

Desde luego, la cifra es significativamente inferior a lo esperado por Estavi. El citado medio menciona que Estavi tiene dos días para aceptar la oferta, de lo contrario expirará. Por las declaraciones que ofreció después de lo ocurrido, no parece que tenga intención de cerrar el trato. De hecho, no descarta que su NFT nunca se venda:

 «El plazo que me puse ha terminado. Pero si recibo una buena oferta, puede que la acepte, o puede que nunca lo venda», Sina Estavi.

La idea de Sina Estavi, que también se desempeña como CEO de Bridge Oracle, era donar el 50% de las ganancias a una causa benéfica. Por supuesto, sus planes se han venido abajo.

Fue el 6 de marzo de 2021 cuando Jack Dorsey, fundador y ex CEO de Twitter, arrancó la subasta del NFT del primer tweet de la historia. La máxima puja fue la de Sina Estavi, quien terminó desembolsando 2,9 millones de dólares. Lo obtenido de la venta fue donado por Dorsey a una organización de ayuda a África. En ese momento, el continente pasaba por una muy difícil situación debido a la COVID-19 —entre otras tantas problemáticas ampliamente conocidas—.

«Gracias por aceptar mi oferta, y me alegro de que este dinero se esté donando a una causa benéfica», dijo Estavi tras resultar ganador de la subasta. Un año más tarde, el multimillonario intentó seguir los pasos del anterior propietario del NFT, pero el asunto terminó en ridículo.

¿Termina la burbuja de los NFT?

¿Por qué Estavi ni siquiera ha podido recuperar lo que gastó? Muy probablemente porque la burbuja de los NFT está llegando a su fin. A finales del pasado marzo, un análisis de la firma Nansen dio a conocer que un tercio de los NFT estudiados (19,3 millones en Ethereum) habían perdido su volumen de negociación.

Ojo, lo anterior no implica que los NFT de la muestra hayan perdido su valor; simplemente pocos a nadie están interesados en comprarlos. Esto es precisamente lo que ha sucedido con el token no fungible del primer tweet de la historia.

Asimismo, Nansen señalan que, durante marzo, el volumen de transacciones con NFTs cayó un 40% en comparación con el mes anterior. Por su parte, OpenSea, una de las mayores plataformas de compra-venta de NFT, notó una disminución del 67%, según los datos de Bloomberg.

Quizá porque ahora hay menos millonarios confinados en casa sin saber en qué gastar su dinero…