«EL BRONCO» ES PRESO POLÍTICO, DENUNCIA SU ESPOSA, Y PIDE JUSTICIA A LÓPEZ OBRADOR

Adalina Dávalos Martínez, esposa del exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón «El Bronco», solicitó la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador para que se haga justicia, pues consideró que es un preso político del gobierno estatal.

En un video de un minuto con doce segundos que fue compartido en la página de Facebook de Rodríguez Calderón, la expresidenta estatal del DIF señaló: «Soy Adalina Dávalos, esposa de Jaime Rodríguez Calderón, ‘El Bronco’, quien hace casi 50 días fue detenido, procesado y exhibido de una manera denigrante e ilegal». Adalina agregó: «como sabemos, está recluido por un supuesto delito electoral, sin que a la fecha haya un juez competente que acepte llevar el caso, y el juez (local) que lo vinculó ahora resulta que ya no sabe qué hacer».

Le recordó al Presidente López Obrador, «usted ha mencionado en reiteradas ocasiones que en su gobierno no hay lugar para los abusos y excesos de poder». Por eso, dijo, «ante lo señalado, no cabe duda que Jaime es un preso político del Gobierno de Nuevo Léon». Dávalos Martínez recalcó: «señor Presidente, le externo mi preocupación no sólo por la situación que vive mi familia, sino por todas las familias de Nuevo León», pues afirmó, «si esto sucede con quien fuera alcalde, diputado, gobernador y excandidato a la Presidencia de la República, ¿qué nos espera a los ciudadanos que habitamos en este estado».

Finalmente, en el mensaje que también dirigió al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y al ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldívar, la exprimera dama del estado señaló: «le pido justicia, señor Presidente, confiamos en usted”.

Por otro lado, el abogado Gabriel García Pérez, miembro del equipo legal que lleva la defensa de Rodríguez Calderón, informó que un juez impuso una multa cercana a los cien mil pesos al director del penal de Apodaca que incurrió en desacato, por retrasar durante 14 horas, la atención urgente que requería el exgobernador al agravarse su estado de salud por problemas que lo aquejan desde hace tiempo y se complicaron durante su estancia en reclusión.