CRITICAN AL PRÍNCIPE HARRY TRAS ‘DESPLANTE’ A LA REINA ISABEL

El príncipe Harry fue acusado el sábado por la prensa británica de «ignorar a la reina» por anular su asistencia al homenaje que Isabel II rendirá a su esposo Felipe, fallecido en abril de 2021.

Un portavoz del príncipe Harry anunció el viernes que el nieto de la reina no asistiría a la ceremonia religiosa a finales de este mes en honor del príncipe Felipe, sin dar más detalles.

Aunque este vocero explicó que Harry visitará a la reina «en breve».

Se dice que la razón detrás de la ausencia de Harry en el importante evento es debido a la falta de seguridad que el gobierno británico se niega a ofrecerle a pesar de que «no se siente seguro» en su tierra natal, como ha declarado previamente.

El periódico británico The Sun tituló su edición del sábado con la frase «Desplante de Harry a Felipe». En las páginas del diario, Angela Levin, autora de un libro sobre Harry, afirma que, con su ausencia, el príncipe no solo hace un «desplante al duque de Edimburgo [el fallecido Felipe] sino, sobre todo, a la reina».

Harry y su esposa Meghan decidieron en 2019 tomar distancia con la familia real británica y vivir en California.

La ceremonia en honor del príncipe Felipe, que murió en abril de 2021 a los 99 años, será el próximo 29 de marzo.

Aunque se supone la presencia de la reina Isabel II, su frágil salud (agravada en los últimos meses al contagiarse con el covid-19) hace que aumenten las dudas.

En pleno Jubileo de Platino (70 años de reinado en febrero), las apariciones de la soberana británica son cada vez más escasas.

Tras haber pasado una noche en el hospital en octubre para realizar «exámenes preliminares» (sobre los que no se dio ningún detalle), los médicos recomendaron a Isabel II que solo realice «tareas ligeras» desde su castillo de Windsor.

La reina, que cumplirá 96 años en abril, hizo saber el viernes (a través del Palacio de Buckingham) que no acudiría el lunes a un servicio religioso en la abadía de Westminster (en Londres) en honor al Commonwealth, en el que debía ser su primer gran acto desde hace meses.