CRÍMENES CONTRA PERIODISTAS EN MÉXICO ES UN PROBLEMA DE ESTADO: CNDH

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) urgió a las fiscalías de los estados a que asuman su responsabilidad como autoridad investigadora y se concentren en la identificación y el enjuiciamiento de los responsables que cometen crímenes contra periodistas, no sólo en los casos de asesinatos, sino también por las amenazas de violencia de las que muchos son víctimas.

En el marco del “Día internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas”, la CNDH recordó que entre el 2006 y 2020 fueron asesinados 1,200 periodistas en el mundo; sin embargo, a pesar de que según datos de la UNESCO, entre el 2016 y 2020 los casos disminuyeron 20% en comparación al período comprendido entre el 2011 y 2015, el dato que preocupa es que de cada 10 periodistas asesinados, sólo en un caso se hace justicia, lo que significa que 87% de los casos quedan impunes.

En México, añadió, por sus características y magnitud, se trata de un verdadero problema de Estado, ya que de acuerdo con datos de CNDH, la mayor parte de los asesinatos contra periodistas son cometidos precisamente por el ejercicio de su profesión, e involucran al crimen organizado y a autoridades locales.

“Por eso, para poder terminar con la violencia y los altos índices de impunidad que alientan los crímenes cometidos contra las y los periodistas, es urgente que las fiscalías asuman su responsabilidad como autoridad investigadora y se concentren en la identificación y el enjuiciamiento de los responsables (…)  sobre todo al tener en consideración que, de los 139 periodistas que fueron asesinados entre el 2011 y 2020 en América Latina y el Caribe, 41% de ellos había recibido amenazas antes de su asesinato”

Asimismo, la CNDH recordó que también existen los desplazamientos que la propia violencia o las amenazas generan, que no sólo limitan el ejercicio periodístico, sino que afectan la estabilidad de sus familias, por lo que es necesario encontrar una solución integral, que involucre tanto políticas públicas como medidas emergentes, de manera que se cuente no sólo con medidas de protección transitorias sino que se reconstruya el tejido social.

Por otro lado, las relatoras especiales de la ONU sobre la libertad de opinión y expresión, Irene Khan, la Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Morris Tidball-Binz y la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, Reem Alsalem, expresaron que la seguridad de los periodistas sigue siendo tan precaria como siempre, y la impunidad por los delitos cometidos contra ellos es tan alta y persistente como antes.

Por su parte, con motivo de la misma fecha la organización internacional de derechos humanos Artículo 19 recordó este martes a los siete periodistas mexicanos que han sido asesinados en 2021:

Benjamín Morales Hernández, de Noticias Xonoidag (3 de mayo)

Gustavo Sánchez Cabrera, de Panorama Pacífico TV (17 de junio)

Saúl Tijerina Rentería (22 de junio)

Ricardo López Domínguez, de InfoGuaymas (22 de julio)

Jacinto Romero Flores, de Ori Stereo FM (19 de agosto)

Fredy López Arévalo, de XERA-Radio Uno (29 de octubre)

Alfredo Cardoso Echeverría (1 de noviembre)