CONDENA EL GOBIERNO FEDERAL HOMICIDIO DE LUIS ENRIQUE RAMÍREZ

El gobierno de México condenó el homicidio del periodista Luis Enrique Ramírez, localizado la mañana de ayer en una brecha del municipio de Culiacán, Sinaloa, y anunció colaboración con las autoridades de esa entidad para esclarecer el crimen; asimismo, advirtió que no habrá impunidad.

En un tuit, el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, mencionó además que se reforzarán las medidas de seguridad para los periodistas.

La mañana de ayer, en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Puebla, el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, informó que del primero de enero al 4 de mayo de este año habían sido asesinados seis periodistas: José Luis Gamboa Arenas, en Veracruz; Alfonso Margarito Martínez Esquivel y María de Lourdes Maldonado, en Baja California; Heber Fernando López Vásquez, en Oaxaca; Juan Carlos Muñiz Hernández, en Zacatecas, y Armando Linares López, en Michoacán.

Mejía Berdeja explicó que hay 19 detenidos o buscados por esos asesinatos, de los cuales 16 ya están vinculados a proceso.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) también condenó el asesinato del fundador del portal de noticias Fuentes Fidedignas, Luis Enrique Ramírez, y exhortó a las autoridades estatales a que realicen una investigación diligente del caso hasta dar con los responsables materiales e intelectuales de este delito.

Además, reiteró su llamado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación para que, “de manera urgente, fortalezca y amplíe sus esquemas de protección”.

La defensoría hizo un llamado urgente a las autoridades de los diversos órdenes de gobierno “para que se tomen acciones inmediatas que permitan proteger y resguardar la seguridad física y emocional de las y los periodistas que se encuentren en peligro o hayan recibido amenazas por parte de grupos delincuenciales debido al ejercicio de su labor periodística y, con ello, se logre frenar el clima de inseguridad que se vive en algunas entidades del país”.

Dijo que se mantendrá al tanto de la actuación de las autoridades de Sinaloa respecto a este condenable suceso y, en su momento, se manifestará al respecto.

La Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT) igualmente censuró el crimen de Ramírez Ramos.

“El panorama para la prensa y el ejercicio periodístico en México es alarmante. Exigimos a las autoridades que garanticen la labor de informar y comunicar, un ejercicio fundamental para el bien común”, manifestó el organismo en redes sociales.

El dirigente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, expresó su pésame a los familiares y amigos del periodista sinaloense.