CONCEDEN SUSPENSIÓN A LA FAMILIA FERNÁNDEZ Y MEDIDAS SURTIRÁN EFECTO; TELEVISA CONTESTARÁ HOY

De acuerdo con un comunicado de parte de los abogados de la familia Fernández, se informó que tres diferentes jueces federales en materia de amparo han concedido una suspensión a la Sra. María del Refugio Abarca Villaseñor, viuda de Vicente Fernández, “para que sigan surtiendo efectos las medidas que impuso la autoridad federal (IMPI), ordenando no transmitir la ilegal bioserie y que éstas no pueden ser levantadas por dicho instituto”; además, tiene el efecto de velar “para que no se sigan invadiendo los derechos de autor y marcarios” del «Charro» de Huentitán, evitando competencia desleal con motivo de la serie televisiva en la que se violan los derechos antedichos.

En estos términos, se aclara, Televisa –y las diversas empresas del grupo–, está desafiando medidas “consumadas” de autoridades federales que “le fueron notificadas”, al transmitir el programa sobre la vida del cantante de ranchero. La empresa televisiva, por su parte, alega se le otorgó una suspensión de parte de la señora Jueza Celina Angélica Quintero Rico, en el juicio de amparo 429/2022, pero se avisa que mañana “se dará un posicionamiento”.

De acuerdo con el Despacho Jurídico Del Toro Carazo, esa suspensión provisional “se condicionó por la juzgadora a que las medidas dictadas por el IMPI, no estuvieran consumadas, y sí lo están”, puesto que se consumaron “en el instante mismo en que fueron notificadas por los visitadores del IMPI” los días 11 y 14 de marzo en los domicilios legales del corporativo; pero también se esclareció que “los antecedentes que le fueron proporcionados por esas empresas en su demanda de amparo no deben contener omisiones o falsedades”.

Finalmente, según el documento, “con estas resoluciones se sigue actuando en defensa de derechos de la familia Fernández por lo que ve a los registros de marcas, reservas de nombres artísticos de uso exclusivo e imagen de Don Vicente Fernández, tutelados por los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”; para concluir con que lo que llaman “piratería” no debe estar protegida por la “libertad de expresión”.