CHECO PÉREZ ACEPTA QUE ESTUVO PERDIDO CON SU EQUIPO DURANTE ALGUNAS CARRERAS EN F1

Al regreso del receso de verano de la Fórmula 1, Sergio Pérez y su equipo Red Bull cayeron en una mala racha, la cual aceptó el piloto mexicano que fue un momento donde estuvieron «perdidos», pero ya pasó y mira hacia adelante para en las cinco carreras restantes del calendario cerrar fuerte.

En la conferencia de prensa que dio Checo a las afueras del Grupo Carso, al pie del Museo Soumaya, reconoció que la adaptación fue un proceso complejo, pero que también trataban de encontrar algunas soluciones en la puesta a punto del monoplaza RB16B, las cuales no se concretaban.

«Nos perdimos un poco a media temporada buscando unos cambios que no pudimos conseguir, pero ahora tenemos una buena base y un buen ritmo para llegar bien en las últimas carreras», dijo el jalisciense de 31 años.

Pasado el Gran Premio de Austria, vinieron tres semanas de vacaciones para la F1 y al volver de ellas fueron cuatro GP’s donde Checo batalló mucho en calificación, ritmo de carrera a veces y una dosis importante de mala suerte.

A partir de Monza, luego Rusia, Turquía y Estados Unidos, Pérez ha tomado un momento ascendente en desempeño y resultados al hilar podios en Estambul y Austin, pero sobre todo en el circuito texano se vio fuerte en cada sesión.

Eso hace pensar que el «set up» del auto 11 está en la ruta, pero también recordó que el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde el 7 de noviembre será el Gran Premio es muy demandante para los autos por la altura de la Ciudad de México, que trastoca todos los elementos aerodinámicos, de carga, de potencia de motor e incluso de uso de neumáticos.

«(El AHR) es muy demandante, tiene una carga aerodinámica como Mónaco pero funciona como si fuera Monza (por lo enrarecido del aire)… (por lo tanto) es exigente en los frenos, con una primera curva luego de una recta muy larga… no es fácil llegar bien en una carrera aquí», resumió Checo los retos que tiene la pista de la Magdalena Mixiuhca.

Checo Pérez definió su paso por Red Bull como un proceso un equipo muy diferente a lo que conocía y confía en que su trabajo para el desarrollo del auto 2022 será un gran aporte y por ello será un gran activo para la escudería.

«Todo mundo va a empezar de cero y eso va a ser muy bueno para mí, porque le puedo ofrecer mucho al equipo, voy a ser muy importante para mi equipo en los próximos años», señaló, además de que cree que las distancias entre equipos se volverán a abrir no como ahora donde la competitividad es muy alto, de hecho la más fuerte que ha visto en su carrera en la Fórmula 1.